martes, 26 de septiembre de 2017

Conferencia de lanzamiento del CILE CBA 2019 / representando al Intendente Mestre

Como habrán notado no soy el Intendente Mestre sino su Secretario de cultura, quien le reemplaza debido a que El Intendente ha tenido un impedimento para estar hoy aquí presente aquí. Me ha pedido que les traslade su caluroso abrazo de anfitrión y me ha dejado, por cierto, en la posición del típico orador impostado, por lo cual prometo brevedad, como buena noticia para contrarrestar su ausencia.
Eso sí, me permito, como licencia -además de destacar la figura de cada uno de ustedes, funcionarios y referentes, mencionar la persona de Marcelo García una suerte de motor del equipo. Gracias.

En todo caso, estar hoy aquí frente a ustedes es una muy bonita oportunidad para decirles que desde el gobierno de la ciudad, y en coordinación con la provincia y la universidad como representantes de todos los ciudadanos, estamos tan emocionados como comprometidos con este CONGRESO INTERNACIONAL DE LA LENGUA. Para mí, en términos personales es un doble placer que ya que en mi anterior rol de Director del CCEC, tuve la oportunidad de establecer fuertes lazos con los amigos españoles donde la palabra siempre ha sido un protagonista.
Les aseguro que todos en Córdoba estamos muy entusiasmados con este Congreso y creemos que va a haber un antes y un después del CILE de Córdoba, tal como sucedió en Rosario -ciudad hermana cuya experiencia pretendemos capitalizar- y justamente en atención a esto, es que celebramos que esta presentación se realice en Buenos Aires a los efectos de ampliar la caja de resonancia de este enorme esfuerzo conjunto que ya ha reunido a todas las fuerzas institucionales de la ciudad y que, seguramente, también servirá de amplificador de aquello que tenemos los más de millón y medio de cordobeses que habitamos nuestra ciudad.
Al mismo tiempo y con el mismo énfasis, destacamos la importancia de las acciones que se llevan a cabo desde marzo en la Ciudad por lo que les invitamos, a medios, organizaciones españolas y ámbitos nacionales, a concretar muchas acciones más RUMBO A CILE 2019 en Córdoba, donde su gente ya palpitan con expectativa esta suerte de festival de las ideas que supone la visita de tantas y tan importantes personalidades de la cultura global.
Esta expectativa, a manera de ejemplo, ya se puede observar en nuestra Feria del Libro y el Conocimiento, actualmente en funcionamiento y que, rumbo al 2019, ya se siente interpelada y busca la complicidad de los cordobeses con más de 250 actividades y, a pocos días de terminar, contabiliza más de 800 mil visitantes. Con México como país destacado y Guadalajara como Ciudad en foco, la Feria del Libro y el conocimiento emite un mensaje de una Iberoamérica unida, así como ciudades protagonistas potenciando un criterio federal, ambos aspectos que entendemos están presentes en el adn de este CILE Córdoba 2019.
Vale destacar que el estado municipal además de trabajar denodadamente por los servicios más esenciales de los vecinos está presente activamente en los campos EDUCACIÓN, CULTURA y EQUIDAD. A manera de ejemplo, es uno de los pocos municipios del país con sistema educativo propio, capítulo que se integra como columna medular a nuestra RED SOCIAL que incluye más de mil nodos de actividad social, cultural, y educativa.
De hecho, al igual que el gobierno provincial, el congreso de la lengua ya está siendo materia de trabajo en los 37 JARDINES MATERNALES y las 37 ESCUELAS PRIMARIAS que educan a más 16 MIL niños. Se suman también, los hogares de día, los ámbitos de educación para mayores y un amplísimo etcétera. La flamante Secretaría de Modernización y Comunicación municipal y toda su potente política de digitalización y emprendedorismo será, sin dudas, otro actor clave en el marco del aporte de la Ciudad.

También, desde que se creó la Secretaría de Cultura con el primer mandato del Intendente Mestre, hemos de mencionar que la red educativa se articula con 3000 actividades culturales que llevamos adelante en nuestros museos, teatros y centros culturales, muchos recién restaurados y otros en proceso de reparación. O con la academia municipal de música, nuestras salas, los elencos estables o actividades en barrios, escuelas, centros vecinales, parroquias y plazas… Nobleza obliga, en este capítulo hemos de reconocer una vez más el aporte de 60 millones de pesos que el gobierno provincial aportó para la conclusión del Teatro Comedia, que será re-inaugurado en este marco en marzo de 2019.
En Córdoba hay un verdadero enjambre de trabajadores de la cultura que llevan adelante cotidianamente pequeñas actividades así como grandes proyectos y que esperan, con muchísima ilusión este CONGRESO.
Por otro lado, la ciudad se prepara para las celebraciones enmarcadas en el Centenario de la Reforma Universitaria 1918, un hito en la Educación Superior en Latinoamérica que vestirá a la ciudad del movimiento reformista para recorrer su pensamiento y preguntarnos que representa su legado un siglo después.
La visión de la educación como un bien público y un derecho de los ciudadanos, su mirada sobre la autonomía y la libertad de la enseñanza y del ejercicio de la investigación científica y tecnológica, así como la democratización del conocimiento y de la cultura serán una prioridad del próximo año y funcionarán como un puente hacia 2019.


La rica historia cultural de Córdoba será, sin dudas, un capital y un terreno fértil para proyectarnos hacia el futuro en el CILE.
Creemos, ya para terminar, que este Congreso de la Lengua no sólo dejará un legado inolvidable para el patrimonio de la Ciudad sino que es una gran promesa de un porvenir mejor en tanto la lengua es la protagonista de las tecnologías, de nuevas prácticas culturales, de la información y, sin dudas, de la comunicación. Muy lejos de serle ajena o distante, este congreso deberá desembarcar en Córdoba y desde allí ser una suerte de gran red social participativa donde todos tengan oportunidad de escribir una parte de la historia, generando una enorme trama de significados.
Desde la Municipalidad de Córdoba estamos convencidos que, si conseguimos la complicidad de los ciudadanos en su sentido más amplio, inmediato y urbano, más accesible y de a pie, si podemos hacer que los señores que toman café en los bares, que manejan los taxis o que simplemente trabajan en un comercio, se sientan parte, tendremos además de un gran capítulo de nuestra historia, un futuro con mayor protagonismo de los ciudadanos, esto es, un futuro más justo para todos.-


Aquí el video del evento:
https://livestream.com/accounts/5634342/events/7322293/videos/163162856

viernes, 18 de agosto de 2017

Seremos más

Seremos más
Sobre Mercado de Arte Contemporáneo - Arte avanza
organizado por la Mun. de Córdoba y Fund. ProArte Córdoba

En su reciente libro La furia de las imágenes, Joan Fontcuberta propone que la teoría del arte debería ajustar más el sentido del concepto apropiación. Propone, en su lugar, utilizar la idea de adopción. Esta noción es superadora, en parte, por su etimología: ad optare, en Roma antigua, era el procedimiento para salvar a un niño extendiéndole derechos que no poseía. El adoptado se integraba, y aún lo hace, a una nueva familia adquiriendo su apellido, su legado social y cultural, e inclusive una parte del patrimonio familiar. Pero además es una suerte de triunfo de la cultura sobre la naturaleza ya que aquello que no hubiese venido asignado por nacimiento, la cultura y el derecho lo conceden. Más cerca en el tiempo, adoptar una imagen o idea – siempre siguiendo a Fontcuberta– supone una suerte de declaración y adhesión y así, los católicos se sienten representados con la cruz, mientras que otro lo hacen con una mano, un ojo, o un  conjunto de colores que proyectan diversidad.
En agosto, la ciudad de Córdoba adopta el arte contemporáneo de la mano de su proyecto Mercado de Arte Contemporáneo – Arte Avanza.
Ciertamente lo hace todo el año con decenas de exposiciones en sus centros culturales y museos, y también con programas como La sala que habito, Obrar o el Salón y Premio Ciudad de Córdoba. Y vale decir que esta adopción es un acto de volver público el resultado de un proceso de trabajo constante y continuo.
Una labor hecha sistemáticamente, durante todo el año, ya que para la gestión de gobierno del Intendente Ramón Mestre forma parte, junto a otras de corte cultural, del
Plan de Metas dispuesto para los años 2016/19.
Esto nos somete, como dependencia pública, a una evaluación objetiva y precisa. Desde este punto de vista, hacer un buen trabajo no es una opción: es una meta a cumplir y una obligación de cara a la ciudadanía que llevamos adelante, al promover el arte contemporáneo articulando procesos federales de producción y circulación creativa, a fin de incentivar el encuentro, el diálogo y acciones conjuntas entre los distintos agentes de la escena.
Como este tipo de proyectos cada año se ven obligados a realizar un recorte, a elegir mediante los procesos más rigurosos y transparentes posibles a un conjunto de actores sobre un universo más amplio, pues seguramente habrá críticas.
Especialmente a quienes tienen una postura crítica es que les dedicamos este programa pues les invitamos a integrarse a las decenas de actividades que se impulsan. Un proyecto de esta dimensión es una invitación, más que a exhibir arte, a pensarlo. Y a pensarnos como sujetos activos en los procesos, aspecto que hemos profundizado desde 2013, cuando dimos el primer e ininterrumpido paso.
Vale tener en cuenta que el año pasado ampliamos notoriamente la cantidad de actividad comercial, duplicamos la cantidad de obras vendidas respecto de 2015, participaron más galerías y, entre otras cosas, hubo presencia de tres países limítrofes.
Hemos de insistir: lo comercial  no es el único objetivo, ni el más significativo, pero también lo celebramos en tanto se trata de una política de fomento que supuso
Obras de 255 artistas, 138 de ellos locales, 92 del interior y 25 del exterior, con la participación de 58 galerías y espacios autogestionados.


Este año, con la curaduría de Carina Cagnolo, y los aportes organizativos de la
Fundación Pro Arte Córdoba, la UNC, la Municipalidad de  Rosario y el Gobierno
De la Nación Argentina a través de su Ministerio de Cultura, esperamos poder  reducir a aquellas entidades, gobiernos o agencias a que se integren a este proyecto que,  retomando la cita de Fontcuberta, no pretende  apropiarse –como si de captar se
tratara–.
Lo que  nos entusiasma es adoptar: preocuparnos y ocuparnos; velar por el desarrollo y la consolidación de la actividad artística actual, para que se  puede siempre entre nosotros■