sábado, 10 de mayo de 2008

Arte, profesión y ferias

(Publicado por La Voz del Interior, el 10/05/2208)

El arte y el dinero forman una pareja extraña que ha dado frutos incoherentes, más precisamente autores pobres y bohemios, con piezas rematadas a cifras espeluznantes.

Lo cierto es que la comercialización del arte siempre es difícil de digerir, particularmente desde que las consultoras de economía y negocios entraron en el asunto, dándole a las obras el mismo tratamiento que a cualquier otra mercancía. Como resultado, piezas contemporáneas baten records con precios obscenos. Francis Bacon dijo “La fama es como un río que lleva a la superficie los cuerpos ligeros e hinchados, y sumerge a los pesados y sólidos”.

En ese sentido, las ferias de galerías son el final de un trayecto de la historia del arte (o de la profesionalización de la actividad artística) que empezó, con los creadores de la antigüedad, representando la Divinidad, en condiciones de esclavos que dominaban técnicas. Con el paso del tiempo se constituyó una estructura jerárquica de maestros y aprendices, luego se redefinió el rol social de estos personajes ya míticos, dejando paso a la academia. Quien antes exhibía una obra como prueba de su estatus creativo, ahora lo hace al alzar su diploma. Esta realidad se investigó en Córdoba hasta concluir que pocos artistas viven del arte, mientras que la mayoría vive de la enseñanza.

Sin embargo, la breve historia de la profesionalización del arte tiene un capítulo más. En estas décadas, el libremercadismo propuso que un artista debe trabajar de tal. Actualmente, se es artista si se vende obra o, si se tratara de expresiones muy experimentales, se debe conseguir una beca, o cualquier otra forma rentada de subsistencia. El arte de vivir de mamá y papá no es más arte.

Se podrían trazar muchas hipótesis sobre la falta de mercado del Arte (y coloquémosle mayúsculas por una vez) en Córdoba: la vigencia de un academisismo traducido al arte contemporáneo de manera caprichosa; una producción que no está en condiciones de ser abordada por el público, ni ofrecida al circuito; o la ausencia de intermediarios adecuados. Esto último se puede adjudicar a un estado que sumió a la población de todas las clases sociales, incluyendo quienes podrían comprar arte, en la ignorancia. También podría considerarse que el santo patrono del neoliberalismo, el mercado, no pudo hacerlo sólo. Causa o efecto de esto, en Córdoba no subsisten más de un puñados de galerías, y las existentes cubren los gastos con la venta de grandes obras de maestros muertos. Malanca sigue siendo el artista del momento.

Recientemente la ciudad recibió con tristeza el ocaso de Espacio-centro, así como verá con preocupación que Vía Margutta se repliega, abandonando su planta baja. La responsabilidad del achicharramiento del mercado es de todos: medios, instituciones, públicos, y creadores. Pero solo los artistas que viven de su obra van a sufrir las consecuencias.

(Continua en furor mundial por el mercado del arte)

Furor mundial del mercado del arte

(Viene de Arte, Profesión y Ferias)

El resto del globo global, indiferente a las excentricidades cordobesas, ha vivido en estos últimos años un esplendor que se observa en un calendario con decenas de ferias de arte, más de cien bienales, y una actitud cada vez más permisiva con el tipo de obras.

Aunque resta ver cómo el espectacular mundo de las grandes galerías supera esta crisis mundial, he aquí a los grandes exponentes que acaparan los coleccionistas y sus dólares.

Armory Show. La feria neoyorkina que abarca artistas de todas las disciplinas, incluyendo instalaciones y vídeo, inaugura con una noche de gala a beneficio del MOMA. Suele coincidir con la Art Dealers Association of America (ADAA). Se realiza en Marzo, y esconde varios museos husmeando las obras. Ha generado numerosas ferias satélites. Contó con 52.000 visitantes y, tal vez, la mayor facturación del mundo, vendió U$S 85 millones.

Art Basel. La 39va edición se hará en Junio, reuniendo a 300 galerías y 2000 artistas. El circuito planteado en 2007 enhebró la Documenta de Kassel, la Bienal de Venecia y el proyecto escultura de Münster. Se lleva a cabo en la ciudad medieval de Basilea, punto de unión entre Suiza, Alemania y Francia. Como buenos suizos, tiene cifras de ventas altamente secretas, y un modelo de gestión paradigmático, que consigue estacionar 150 aviones privados en el aeropuerto. Considerada “la” feria, acaba de perder a su directora Cay Sophie Rabinowitz, quien le presentó la renuncia a la empresa propietaria Messe Schweiz, unas semanas antes de inaugurar, y habiendo asumido en Enero.

Art Basel Miami Beach. Es hija glamorosa de la anterior. “Cuelga” U$S 2.000 millones en obra. Algunas galerías venden todo, y hasta recambian el stock agotado, como un supermercado de rebaja. 2000 artistas, 30 países y galerías elegidas entre 850 candidatos propulsan la asistencia de más de 40000 visitantes, incluyendo una buena cantidad de celebridades. Se realizará este diciembre con 220 galerías. Aunque tiene una predecesora en Miami, hoy es la estrella de un enjambre de ferias que hacen vibrar las chequeras al unísono.

Art Cologne. Alemania. Se trata del evento más antiguo de su tipo. Fundada en 1967, goza de un gran reconocimiento por la alta calidad de los trabajos exhibidos y la pericia del comité de selección. Este Abril, estrenando director, aglutinó unos 150 dealers, la mitad de su convocatoria cuando el negocio no era tan competitivo. Intentó generar una sede en Palma de Mallorca, sin suerte. En esta edición, la obra expuesta más cara, de U$S 8 millones, era de Ernst Ludwig Kirchner. Cortó 70000 entradas.

ShContemporary 08. La feria china es la parada exótica del circuito. Con un centenar de galerías, plantea un dialogo entre oriente y occidente y coincidirá con la bienal de Shangai. Se lleva a cabo en un espacio de arquitectura estalinista, manifestando las mismas incoherencias de un comunismo globalizado violentamente, que la producción de los artistas de la región refleja sin piedad. En 2007 hubo igual cantidad de espacios de oriente como de occidente.

ARCO. La madrileña, es la más importante de habla hispana. Es la niña mimada del país, empezando por instituciones y empresas que comprometen compras de cinco y seis ceros. En esta edición el pueblo español hizo gala de moderno con 200.000 entradas vendidas a treinta euros por pera. El Centro Reina Sofia compró más de un millón de euros y Brasil fue el país invitado.

Femaco. El joven proyecto mexicano. No duda en considerarse a sí mismo el más importante de Latinoamérica. Cumple cinco ediciones de sostenido crecimiento y contó con 87 galerías en 2008.

Arteaméricas. Se hace en Miami, ciudad que podría ser considerada la capital económico-simbólica de Latinoamérica, por la procedencia de los creadores que reúne. Este Marzo, hizo su sexta edición y ya cuenta con seis museos interesados en adquirir obra a través de su actividad. Es gestionada por la consultora financiera Merrill Lynch.

Fiac de Paris, está presente en el recorrido del arte desde 1974. Marca más de 80000 visitantes y se apoya en la ciudad luz para potenciar su atractivo.

La feria argentina

En este contexto se sitúa ARTEBA, que va por su edición diecisiete, y sumará con 81 galerías presentes. De ellas, nueve son de Brasil, el país extranjero más representado. Al igual que en ediciones pasadas tendrá su espacio alternativo Barrio Joven, donde estarán presente los cordobeses Loba Producciones, que ya se mostraron heroicamente en otras ferias. También repite Open Space, con curaduría de Eva Grinstein y un premio de U$S 4000. Más continuidades: se hace la quinta edición del certamen Petrobras, con ocho premios de $ 7000 para producir, más un premio adquisición de $ 30.000. Todos los elegidos tienen 35 años o menos. Desde este año se suma un concurso de museos para comodato de la obra.

También es la cuarta edición del Programa Matching Funds arteBA – Zurich, con una dotación de $ 20.000 para museos como el Malba, el Macro de rosario y el MNBA de Neuquén. Córdoba no figura entre los beneficiarios, de momento.

Habrá un espacio de homenaje, para Kosice, Iommi, y Testa, tres indisciplinados modernos que soplan más de ochenta velas, y en el otro extremo del arte, se repetirá el espacio .AR // net.art argentino.

La feria, en su edición anterior, convocó a 113.000 personas, y aunque siempre ha tenido una buena representación cordobesa, este año sólo estarán presentes las jóvenes y explosivas Danielas, dueñas del Corazón Cordobés, que llevarán obras de Acosta, Bustos, Aveta, Piñero y Asseff, entre otros. La gran ausente es Vía Margutta, cuya propuesta fue rechazada sin fundamentos, a pesar de su sólida trayectoria.

Entre tanto negocio, conviene volver a citar a Bacon, que también dijo “El dinero es como el estiércol: no es bueno a no ser que se esparza”.-


Seamos webones

www.thearmoryshow.com

www.artbasel.com

www.artcologne.com

www.shcontemporary.info

www.arco.ifema.es

www.femaco.com

www.arteamericasmiami.com

www.fiac-online.com

www.arteba.org

www.corazoncordobes.com

www.viamarguttaarte.com.ar