sábado, 20 de septiembre de 2008

Elección mundial

(Publicado por La Voz del Interior, en Opinión, de su edición del 20/09/2008)

Durante un capitulo del serie Futurama, su creador, Matt Groenning (celebre padre de Los Simpson) lanzaba un chiste muy actual –a pesar que la serie transcurre en el año 3000-. Simulando una transmisión televisiva, se comenzaba diciendo “desde el centro de Estados Unidos, México DF…, en vivo para todo el país”. Esta hipótesis de dibujo animado, más allá del humor, es una realidad mundial corroborable en estos días de efervescencia pre-electoral.
Falta más de un mes para determinar si Obama o McCain regirán los destinos de los norteamericanos, pero los espacios de análisis internacional de todos los medios hablan excluyentemente de los candidatos. Seguramente porque nos interesa a todos. Lo justo sería que, si “el hombre más poderoso del planeta” (el parecido con una campaña de Mc Donalds no es casual) va a decidir los límites internos del cercano oriente, con una población superior a la de USA, si va a decidir cuánto va a costar el dólar, o el petróleo, o cuál será la extensión de la crisis económica, entonces lo justo sería que esta persona surja de una elección mundial. ¿Cómo no van a votar los mexicanos? ¿Acaso no tienen más derecho los irakies, que los habitantes de Oklahoma, al momento de elegir a su presidente?
Sabemos más de los candidatos norteamericanos, que de nuestras propias autoridades nacionales. Por ejemplo: se puede decir de Barack Obama cosas correctas, continuadamente. Un chico diez. La blancura de la infinita cantidad de dientes que compone su sonrisa combina a la perfección con la cúpula del capitolio. Tiene 47 pirulos y nació en Honolulu, lo que es esta parte del planeta, de poder votar, sería considerado más meritorio que su título en Harvard. Luis Juez especularía que es de Belgrano. Su vice, Joe Biden, es un luchador que se sobrepuso a una trágica y joven viudez, la muerte de una hija, y dos aneurismas con resultado fatal garantizado. En las fotos luce sin corbata, marcando su pasado progre.
De John Mc Cain III, nacido en Coco Solo, Panamá, se dice que sopló 72 velitas hace pocas semanas cuando presentó a “la Palín”. (Sí, enseguida nos ocupamos de ella.) John tiene una historia tan cinematográfica que en 2005 se estrenó su biografía en formato de película. Esta es la sinopsis y su currículum: lo derriban en su avión, cae preso en un agujero norvietnamita donde le torturan y, pudiendo recibir algún beneficio propio de su linaje, lo rechaza y sufre cinco años más de patadas. Un héroe parecido a una versión arrugada de Steve Martín.
Palin power
De quien más se habla por estos días es de Sarah Palin. Hay que empezar diciendo que es bombón bien conservado, pero cubierto de chocolate blanco. Esta mujer que aspirar a portar los primeros tacos altos que lleguen a la Casa Blanca con cargo propio, representa el pensamiento más conservador del gran país del norte. Tanto así, que le han sugerido no decirlo. Armamentista hasta el punto de ser miembro de la Asociación Nacional del Rifle, no cree que existan especies en extinción, ni considera que el calentamiento global realmente esté calentando. ¿Será porque es gobernadora de Alaska?
Quien escribe estas líneas comparte con la carismática madre de cinco niños, esposa de un esquimal, contra-abortista y futura abuela, que ambos fuimos basquetbolistas, y que ambos nacimos un once de Febrero. Del resto nada.
Roma año cero
Duilio Di Bella, cuyo voto -de poder participar en la carrera a Washington- no se conoce, comentaba que New York City es como la Roma del año cero (lo que también nos hace pensar que George Bush es una suerte de Rey Herodes), donde todas las mercaderías regionales del mundo convergen: salmón noruego, carne argentina, queso francés, kiwi israelí, enchiladas mejicanas, o cilantro peruano. Y es cierto: todo lo de todos va hacía el norte y, desde allá, vuelve algo unificado y estandarizado para todos.
Esta americanización de la vida, también cultural, televisiva y simbólica, es una globalidad cada vez más opresiva. Paul Auster (sí, broklyniano de pura cepa) en su obra maestra “La habitación cerrada”, relata un supuesto libro donde un explorador del ártico queda atrapado en un iglú con pocas provisiones. Dadas las peculiares condiciones ambientales, nota que su aliento se congela en las paredes haciéndolas más gruesas con cada respiración, y reduciendo el espacio vital, hasta aprisionar su cuerpo.
Lo mismo nos pasa ahora, estamos tan americanizados, tomamos tanta coca-cola, que todos queremos participar de nuestro destino político participando en la votación. Pensemos en Hugo Chávez ¿no es injusto que no pueda votar por su nuevo enemigo? ¿Los afganos? ¿Los exportadores de soja?, los lectores de Paul Auster, los israelíes, quienes descargan ilegalmente música que pertenece a la Sony, los deudores hipotecarios de todo el mundo, los canadienses…
Ya nos “dormimos” cuando gano Bush. Ahora ¡qué nadie se quede afuera de esta gran elección!-

martes, 16 de septiembre de 2008

Historia por dentro y por fuera

(Publicado por la Revista Ocio en suy número de Septiembre)
El Museo Dr. Genaro Pérez, ubicado en pleno centro, no sólo se destaca por su colección, donde se pueden encontrar obras de artistas claves del país como Caraffa, Octavio Pinto, Lino Eneas Spilimbergo, Soldi, Berni, Segui, Carlos Alonso, Bonevardi, y muchos otros. Su edificio tiene una historia especial. La casa, que fuera residencia familiar de Félix Tomás Garzón, también fue sede de la gobernación provincial, la Municipalidad y el Concejo deliberante. Este palacete de estilo Luís XVI es la única casa esquina del mundo ubicada en mitad de cuadra. Una excentricidad arquitectónica diseñada por un arquitecto francés que generó innumerables desavenencias económicas. Su dueño, en bancarrota, quedo obligado a cederla al ámbito público. Ahora los cordobeses están obligados a rescatarla del olvido visitando sus salas.
+ Data: General Paz 33 – Abierto de Martes a Domingo de 10 a 20 - Te. 4341646 - www.agora.com.ar/museogp

lunes, 15 de septiembre de 2008

Jueves con final feliz

(Publicado por la Revista Ocio en Córdoba)
Sin demasiado glamour, el mítico bar 990 Arte Club, propone una noche no apta para tacos altos en la parte menos iluminada de la ciudad. Son los Jueves de jam sessions.
Después que las dos agujas del reloj despidan el jueves en su abrazo diario de las 00:00 la caverna más oscura y prometedora de la city vibra con un escalofrío que reúne puñados de personas en un heterogéneo grupo. Todas las edades, extracciones sociales y gustos son seducidos por su sueño nocturno de música “desde y para el corazón”. Cuando el Viernes aún no se haya desperezado, a eso de las 02, los artistas sobre el escenario habrán rotado varias veces y nadie podrá descifrar quienes componen esa runfla de malhechores del sonido, que harán delirar a un centenar hombres y mujeres dispuestos a sacrificar la mañana laboral del viernes a cambio de esa contagiosa alegría espiritual de una noche cinematográfica.
Vale la pena el safari nocturno sin ser un especialista en jazz: el repertorio tiene concesiones para ignorantes como el himno que escribiera Lalo Schifrin para “Misión: Imposible” o el célebre comienzo de la serie “Los Simpsón”. Ta- ta- ta- tanta- tatata ….

+ Data: 990 ArteClub: Bv. Los Andes 337 - http://990arteclub.blogspot.com

Shalom! Mayumana

(Publicado por la Revista Ocio)
En septiembre Córdoba saluda nuevamente al grupo de danza israelí Mayumaná. Fundado en Tel-Aviv hace más de diez años, sus presentaciones son una hábil mezcla de música percusionista, danza, destrezas, humor y espectacularidad.
Con una influencia reconocible en el colectivo inglés Stomp, quienes transforman cualquier elemento doméstico en un instrumento musical, los Mayumaná siguen sorprendiendo a pesar de estar en una gira perpetua desde hace 8 años.
Las presentaciones del grupo incluyen decenas de países, las funciones se cuentan por miles, y los espectadores por millones. Un éxito comercial que hace escala en las carteleras de todo el mundo. Sí, se viene un chiste fácil: con tanta percusión han hecho varios palos.
El 3 de Septiembre en el Orfeo Superdomo, con dos funciones.
+ data: www.mayumana.com .

Casciari en Córdoba

Las formas en que fluye la comunicación describen movimientos extraños e irónicos.
Se puede estar suscripto a todas las alertas de la web y recibir cientos de spams, pero será en una tarde de barcito, que llegue el dato sobre Hernán Casciari. El recientemente célebre autor argentino es un polifacético escritor que anida detrás de http://orsai.es. Casciari, también es autor del “Weblog de una mujer gorda” conocido como “Diario de Mirta Bertotti, una señora que podría ser tu madre” y de diversos personajes de literatura virtual que le han posicionado como el rey de la blogósfera en español. Este emigrante, radico desde 2000 en Barcelona, ha publicado varias novelas para internet (blogonovelas) y, una vez catapultado a la fama virtual, se ha transformado en colaborador del periódico El País. Como si todo esto fuera poco, ha llevado a papel varias de sus novelas en las grandes editoriales.
Por más digital que sea, el dato de este porteño fumador, autorreferencial y tomador de mate, está en toda la red pero se descubre en “la mesa de un café”.

Casciari será entrevistado por el archifamoso bloguer cordobés José Playo, en el marco de la feria del libro cordobesa.

viernes, 12 de septiembre de 2008

El triunfo de la fotografía

(Publicado originalmente en el La Voz del Interior, Suplemento Cultural del 11/09/2008)

Setiembre es un mes fotográfico, y esto va más allá de cuestiones primaverales, como que chicas con actitud floreciente y lapachos brotados de rosa parecieran exigir un retrato. Esta nota trata de, al menos, tres actividades recientes que ayudan a dimensionar el creciente valor de la fotografía como disciplina artística en el mercado del arte.

Por un lado, y salteándonos injustamente todo el Festival de la Luz, se han dado a conocer los nombres de los felices seleccionados en el concurso de Fotografía Contemporánea que organiza la Asociación de Amigos del Museo Caraffa, lógicamente con el propio museo, y un poderoso pool de empresas (Ayassa Fombella, Gama, AV Pucheta Construcciones, Bugliotti y Asoc., Capitalinas, GHM, y Sasa

Se trata de una selección federal compuesta por 22 obras que incluye a los nombres más prometedores del circuito. De su seno surgirá el ganador, cuyo trabajo será adquirido por la suma de $ 10.000 para pasar a engrosar la colección propia del museo provincial. Habrá un segundo premio adquisición de $ 5.000 que irá a los fondos del Museo Municipal Dr. Genaro Pérez.

La lista de seleccionados no presenta grandes sorpresas si se considera que figuran fotógrafos jóvenes cuya carrera ya ha tomado envión. En esa selección también está presente un perfil estético emparentado con la figuración y la representación, haciendo suponer que esta vez las propuestas más abstractas o arriesgadas no tuvieron suerte. Ananké Asseff, Adriana Bustos, Marcos López, Hugo Aveta, Rodrigo Fierro, Celeste Martínez, Gabriel Orge o Manuel Pascual son nombres que parecían estar merecidamente escritos entre los seleccionados, antes de presentarse.

Una segunda instancia de legitimación de lo fotográfico es el Premio Bienal de Fotografía que ofrece el CFI (Consejo Federal de Inversiones) al público porteño. En esta selección también hay un puñado de cordobeses (entre los que se destacan Dolores Esteve y Jimena Ferrero) que pugnó por los premios adquisición. Éstos, notablemente, tienen una dotación idéntica a los de pintura: $10.000 para el primer lugar más $ 6000 y $ 3000 en los restantes.

Al panorama de la escena local se le debe agregar una creciente presencia de un espacio interesado particularmente en el soporte, la galería Corazón Cordobés, activa en diversas ferias. Este interés tiene su correlato en otros referentes del sector que recomiendan a sus clientes sumar obras fotográficas a sus colecciones.

Asseffalia
La acefalía de Córdoba en el mercado de la foto tiene nombre: se trata de Ananké Asseff, una joven artista que viene creciendo sostenidamente en términos de visibilidad y ventas en estos últimos años, cuando dejó la ciudad. Sus trabajos más recientes están incluidos en una retrospectiva monográfica que prometía movilizar a toda la escena cordobesa y que no llegó a concretarse en el Museo Caraffa, luego de haber sido exhibida en el Recoleta.

Sus trabajos, usualmente incómodos, abrevan en distintas vertientes: la autorreferencialidad, la poética de los ‘90 y de la década del 2000 madurada a fuerza de disparar, la inquietante sensación de que algo está a punto de suceder –como si se trata de un texto de Carver–, y un discurso social latente. Todo potenciado por su personalidad, y capacidad para gestionarse a sí misma. La figura de Asseff se proyecta a un ritmo, y en una dirección, que aquí no alcanzamos a comprender.

Primer Subasta de Fotografía en el país
El 26 de Agosto se concretó en el Malba el primer remate de Fotografía Latinoamericana a beneficio de EMA (Esclerosis Múltiple Argentina) una institución con tradición en actividades donde la venta de arte y el éxito de recaudación parecieran inseparables. Los catálogos del remate son, antes que nada, un glosario de 112 trabajos referenciales de la disciplina en la región, e incluyen obras de las más diversas escuelas, estéticas y épocas. Los precios de base surgieron de una conversación con los autores, y no aportan un estudio del mercado. Sin embargo trazan algunas pautas ratificadas por el martillo experto de esa noche –en manos de Denise Ratinoff, nada menos que una chica Christie´s–. Denise "cantó" U$S 135.000 en ventas. Esa noche, 90 obras encontraron dueño, mientras que las huérfanas restantes están siendo subastadas en un apartado especial de la página Mercado Libre.

Entre los trabajos hay retratos de la vieja escuela fotográfica, con obras de Annemarie Heinrich, o Sara Facio. Aparecen trabajos más recientes, como los de Augusto Zanella o Nicola Constantino, donde la fotografía reviste un carácter de registro; piezas de acabado pop, con Res, el fallecido Kuropatwa (obra que ostentaba uno de los pisos más altos, U$S 3000) o Marcos López. La pieza con la mayor base es un Liliana Porter (fotografía firmada, de una serie de 5, a U$S 4000) que permite instalar uno de los grandes desafíos de este mercado: generar reglas claras en cuanto a producción, series y cantidad de copias. Sólo para tener en cuenta, en el mismo catálogo, Víctor Vázquez colocó una imagen de Ana Mendieta con la módica base de U$S 1000. Eso sí, se trataba de una copia entre 38. No se vendió.

Misterio serrano importado.
Una figura que conecta este catálogo con el concurso de la AAMC es el guatemalteco Luis González Palma, que goza de nacionalidad cordobesa desde que las sierras y el amor le retuvieran en Córdoba. González Palma es uno de lo grandes artistas latinoamericanos según todos los índices. Sus obras cotizan permanentemente en alza, y su perfil solidario y poco expuesto (vaya término para un fotógrafo) le han vuelto un misterio que se revela (sí, otro chiste fotográfico) al donar un trabajo al catálogo de EMA o participando como jurado en el Caraffa.

La fotografía en un mercado "copado".
La subasta del Malba, los concursos federales y la proyección de figuras como Asseff y González Palma reafirman el creciente espacio que está consiguiendo la fotografía en el mercado internacional del arte. Un mercado que ha demostrado sobrevivir sin inconvenientes a las enormes crisis financieras de Europa y EE UU con robustez, y que históricamente copado por la pintura, batió el récord de la fotografía más cara del mundo. 99 Cents II, Diptych del artista alemán Andreas Gursky, es un trabajo digital rematado a 3.5 millones de dólares, y cuyo autor no sólo vive, sino que tiene poco más de 50 años.

En una época donde los perfomers, instaladores u otros creadores utilizan fotos como registro y elemento susceptible de circular en el mercado (tal el caso de Celeste Martínez, Nicola Constantino, o Augusto Zanella, entre otros), la fotografía como soporte escribe un nuevo capítulo en el arte. Un capítulo donde el concepto de unicidad pierde importancia y, según Sontag, esas "miniaturas de realidad", establecen "relaciones que parecen ser de conocimiento, pero son de poder".

Links sobre la fotografía

(viene de El triunfo de la Fotografía)

www.mercadolibre.com.ar/subastaema
http://www.museocaraffa.org.ar/concurso.htm
http://www.eaf.com.ar
http://www.cfired.org.ar
www.anankeasseff.com
www.gonzalezpalma.com

lunes, 1 de septiembre de 2008

La Música: un cuestión de fe y descargas

(publicado por La Voz del Interior , el Domingo 31/08/2008 en la sección dominical Temas)

John Lennon es un considerado un Dios porque su música se descarga derecho al corazón. John preside lo más parecido a una religión que no exige abstenerse de pecar.
Coltraine, Mozart, Yupanqui, Dylan, Armstrong, Bjork, Beethoven, Rodrigo, Madonna, o Gardel, son otras divinidades que residen en ese olimpo personal, en ese ámbito afectivo que es lo más sagrado para un melómano creyente. Pero en la religión musical, culto fundado antes que cualquier otro, allá cuando el hombre comenzó a expresarse, los sistemas para escuchar las divinidades han cambiado radicalmente en el siglo XX.
Me explico: en la peregrinación sagrada de Woodstock los vinilos venían a ser el mayor recurso de evagelización. Poco después, cuando el autor de esta nota accedía a la categoría de monaguillo, los ochenta hacían que la palabra de los dioses resonara en un walkman, y ciertos monjes de una inquisición purista perseguían a quienes elevaban su fe mediante un casete guardado en el bolsillo trasero del vaquero.
Esta es la historia de otra especie en extinción, es el derrotero de los reproductores de música y de quienes aún creemos en ellos.

(Continua en El sonido de la intimidad )

El sonido de la intimidad

(Viene de La Música: un cuestión de fe y descargas)

No se sabe cuál fue el día que Dios destinó a la creación de la música, pero sí hay certezas que trabajó con mucha alegría, y que desde entonces tuvo competencia. Como fuera, con el ritmo descubierto, los primeros músicos interpretaban sus instrumentos en una caverna, y la danza fue la respuesta por parte de los primeros asistentes al show prehistórico. En ese momento el paralelismo entre música y religión se confunde en un acto donde lo místico y lo musical son una sola ceremonia.
Luego, como en todas las disciplinas, la relación entre lo artístico y lo técnico se entrelazó, modificándose, mezclándose hasta construir una historia indivisible. Los instrumentos fueron mutando a lo largo de siglos y se combinó la elementalidad de la percusión, el uso sonoro del aire, y las cuerdas para dar lugar al piano (cuerdas percutidas), el órgano (instrumento de viento con teclado) y otras variantes que los sofisticados luttiers del siglo XIX llevaron a su máxima expresión. Simultáneamente comienza la historia de los reproductores de música, cuando el francés Édouard-Léon Scott de Martinville, en 1857, inventa el autofonógrafo. Consistía en un aparato capaz de imprimir el sonido, pero no de reproducirlo. El invento, que despertó el interés científico de un siglo proclive a esta clase de artificios (la fotografía nacería en 1839, y el cine en 1895) no pudo ofrecerle a su creador la alegría de escuchar sus grabaciones. El sonido había enmudecido en una hoja de papel. De hecho, recién hace pocos meses, en pleno 2008 un grupo de investigadores de la ingeniería sonora sí consiguió reproducir uno de los autofonogramas de 1860. Siglo y medio después se encuentra en Wikipedia la frágil voz de una dama fantasmagórica, tal vez la sobrina de Scott, cantando “Au Clair de la Lune”. Un hallazgo conmovedor.
Pero este aparato era sólo el comienzo de los registros auditivos. En 1878, al mismo tiempo que Tchaikovsky ensayaba sus creaciones, Thomas Alva Edison ofreció al mundo el fonógrafo. Este sistema se basaba en un cilindro capaz de registrar grabaciones y luego reproducirlas: música o voces familiares, desde entonces todo se podría poseer. El fonógrafo gozó de una fama relámpago pues al poco tiempo Emile Berliner inventó el gramófono. Era el año 1888. Este bisabuelo del tocadiscos tenía un plato giratorio sobre el que descansaba un disco plano, “leído” por una aguja en un. La facilidad para producir discos en serie fue decisiva en su imposición. Se podían hacer cientos de discos iguales, pero no se podía hacer sólo uno en casa. Los melómanos dejaban de ser recopiladores para transformarse en consumidores.
El material de estas placas fue variando desde la frágil pasta hasta los vinilos. Estos discos de acetato, considerados obsoletos por algunos, son aun hoy la materia prima de los djays.
Los vinilos se editarían en 4 velocidades: 16, 33, 45 y 78 RPM y, según el tamaño y la cantidad de canciones podían ser single, maxi-single, EP, o LP (long-play). Los tocadiscos han evolucionado con el tiempo hasta llegar a poseer púas láser (no tocan el disco) y puertos USB para conectarse a la compu.
En paralelo, a comienzos del pasado siglo XX surgieron soportes magnéticos que nuevamente permitían hacer registros. Inicialmente desarrollados en la Alemania de los años 30s, los magnetófonos grababan cintas abiertas. Fueron un importante recurso para la radiodifusión y propagandas nazis.
Después de la segunda guerra mundial, en 1945, el ingeniero de las tropas aliadas Jack Mullin, tomó algunos de los aparatos alemanes, y los perfeccionó. En ese proceso consiguió el sonido stéreo y la grabación multipista, avaneces que en 1960, utilizarían los Beatles para grabar “Sargent Pepper´s Lonely Hearts Club band”.
Con la tecnología magnética, en 1964, Philips lanza el casete que se impuso velozmente debido a que su licencia de fabricación fue gratuita. Este soporte popularizó de la música grabada.
(Continua en Tres hits del casete)

Tres hits del casete

(Viene de La Música una cuestión de fe y descargas)

(1) Debido a su bajo costo, permitió la infiltración cultural (o la hegemonía, según como se la mire) de músicas under como el rock, o el punk, en distintas regiones del mundo. (2) Unió música y movimiento gracias al walkman de Sony y los pasacasetes para autos. (3) Y, por último, devolvió al usuario, en plenos 80s, la posibilidad de grabar su voz, su música, y alimentar su alma con el propio deseo. El 2008 será el último año para la fabricación de este mito de la música personal.
El CD, es un disco de soporte digital. Fue inventado por Immink, y Toshitada, en 1979, bajo licencia conjunta de Philips y Sony. Ese año nacía el “compact” y se moría Nino Rota.
Estos discos permiten almacenar un máximo de 80 minutos de música en un espiral de información que mide 5,38 km y va desde el centro hacia los bordes. Esta información se imprime con llanuras y salientes mínimas (del tamaño de una bacteria), haciendo reproducir al láser del lector con una excelente calidad. Supuestamente destronaría al vinilo, y esta traición se planteó para usuarios “alta fidelidad”.
(continua en La muerte de los soportes y la agonía de los coleccionistas)

La muerte de los soportes y agonía de los coleccionistas

(viene de La música: una cuestión de fe y descargas)

Cuando parecía que habíamos visto, u oído todo, comenzamos a llenar los anaqueles de la discoteca con compactos, la computación impuso el formato MP3 moviendo toda la estantería. Se trata de uno de los sistemas para reducir el tamaño de los archivos de audio entre 12 y 15 veces. Aunque se comenzó a desarrollar en 1986, recién en 1995 se llevó a la práctica. Ese año el hit “I'll Be There For You” de The Rembrandts, célebre pista de la serie Friends comenzaba a rodar.

Los formatos de compresión de audio se popularizaron de la mano de internet dado que su pequeño tamaño permite “colgarlos” e intercambiarlos con facilidad. Cada vez más reproductores se adecuan a su uso con precios extremadamente baratos por no poseer piezas mecánicas.

El procedimiento de compresión se basa en quitar la información que supuestamente está fuera de la capacidad de escucha humana. Sin embargo, los archivos demasiado comprimidos pierden tanta información que suenan mal, y los oídos expertos evitan estos formatos.

Con la simplicidad de manipulación de la música en estado digital emerge un problema que también atañe al campo del cine: la dificultad para cobrar los derechos de copyright en un mundo tan evanescente.

Como conclusión, la música, a fuerza de un sacrificio cualitativo, consiguió independizarse de los soportes. Ya no importa donde se almacenen los sonidos (discos, cintas o cds) ni como se distribuyan. La música fluye y los artistas, libres de intermediarios, ofrecen su música a sus fieles sin necesidad de falsos sacerdotes. La banda inglesa Radiohead ha ofrecido su nuevo disco “In Rainbows” para descargar desde internet al precio que los interesados, libremente, decidan pagar.

Sólo resta saber si en un futuro sintético y virtual, los navegantes de un ciberespacio supuestamente más democrático y libre, tendrán el corazón sordo y agnóstico o si seguirán creyendo en las estrellas.-