martes, 20 de enero de 2009

50 años de fidel-idad, o medio siglo de la revolución cubana

(Publicado por la sección de Opinión de La Voz del Interior, el 20/01/2009)

“Yo no vengo a hacer demagogia aquí: yo lo que vengo es a decirle al pueblo la verdad”. [17 de Enero de 1959] Así comenzaba uno de los primeros discurso de Fidel Castro Ruz, quien sería Primer Ministro desde ese Febrero de 1959. La verdad para el pueblo cubano, o para el mundo exterior, habiendo pasado cincuenta años, es absolutamente inasible. Por lo menos yo no vengo a decirla. La revolución cubana y fundamentalmente la propia figura de Castro son tan convulsionantes que su planteamiento conduce a la confrontación inmediata, sean quienes sean los interlocutores. Ningún tema produce un consumo tan inmediato y alarmante de tabaco, como la sola mención del asunto Cuba.

Con motivo de un aniversario redondo como el cero del cincuenta, los medios internacionales se han lanzado a escudriñar todos los datos disponibles con la intención de determinar si la revolución fue positiva, o no. Una tarea delirante, pero… aquí van algunos: En 1958, con Batista nuevamente en el poder (dio su primer golpe en el 33, entrando y saliendo de la presidencia en tres ocasiones) Cuba era uno de los países fuertes de América Latina. Contaba con más electrodomésticos y líneas de trenes que los demás, había una cabeza de ganado por habitante, numerosos medios de prensa, se consumía anualmente 40 kg. de carne por persona, había 160.000 vehículos –nada mal para 6 millones de habitantes- y estaba situado como el segundo estado de la región en número de receptores de radio, y canales de televisión, entre muchos otros indicadores. Sin embargo, casi la totalidad de la tierra se concentraba en un pequeño 8% de la población, un tercio de los hogares no tenían baño o agua corriente, casi la mitad de la nación no tenía energía eléctrica, el 40% de la población estaba desempleada, y el 23% era analfabeta. La mortalidad infantil había trepado hasta 60 muertes cada 1000 nacidos, y los derechos de la población eran un eufemismo microscópico que se pisoteaba día a día desde el gobierno, o desde sus tentáculos mafiosos y asesinos.

Con 50 años de revolución sosteniendo, o ahogando -como se prefiera- a la isla, la mortalidad infantil bajó 10 veces, la esperanza de vida subió en 18 años, la educación y la salud son gratuitas universales y mundialmente valoradas, y el analfabetismo se erradicó en 1961 con la campaña nacional de alfabetización. Hay más de un millón de universitarios y el gobierno revolucionario priorizó desde un comienzo los avances biomédicos, que hoy sitúan a Cuba como un país avanzado en materia de ingeniería genética. Vale destacar, por ejemplo, el gran logro de la vacuna Pentavalente de la cual Cuba es el único país del Tercer Mundo, y segundo de todo el planeta en poseerlo. Estas conquistas colectivas parecen fuera de lugar al lado de las dificultades que atraviesan, empezando por un exilio del 20% de su población, severos problemas de abastecimiento eléctrico y la imposibilidad de sobreponerse a las inclemencias climáticas, particularmente desde que la inclemencia del bloqueo comercial apartó a este archipiélago del mundo. Tal vez lo más grave sean los presos políticos, la opresión generalizada, los balceros lanzados a la mar, y la sensación –desde fuera- que la guerra ganada con las armas y el esfuerzo descomunal (en realidad debería decir comunal) de su gente se perdió en manos del “enemigo vencido”, en palabras de revolucionarios que hoy están asqueados, dada la imposibilidad de evolucionar política y democráticamente.

Sin embargo, sería una demostración de pedantería determinar qué le conviene al pueblo cubano, o el carácter de tiránico de los Castro, desde estas latitudes. Nos queda, por consiguiente, otro tipo de análisis del último monstruo político vivo, y su movimiento. Una histórica épica, violenta y valerosa, con personajes secundarios de la talla del Che Guevara o Camilo Cienfuegos. Una conquista que despertó el interés de toda la comunidad intelectual, y cuyo capital simbólico se deshizo.

Cada decisión del Partido Comunista de Cuba, “martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes” ha movilizado la prensa y los sectores pensantes, inclusive en todas las variantes de la izquierda (esto es, una variante por cada persona) apuntando a la cabeza, o sea Fidel Castro, el buey equilibrista. El artífice de la toma del poder que, cuando mientras decía “Esta vez sí que es la revolución” -y era verdad-, Batista huía con decenas de millones de dólares a un itinerario que lo depositó finalmente, bajo el ala derecha de Franco.

“Decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario”. 8 de enero de 1959. Y lo cierto es que esa osadía de Castro le franqueó el acceso al Palacio Presidencial, su potencia le permitió una revolución como no hubo otra, únicamente su tenacidad y su carisma la sostuvieron, de igual manera que su adicción al poder hoy, probablemente lo haya demolido todo. Es doloroso reconocer que muchos queremos a aquel, aquellos, del 59. Es doloroso, también, reconocer que su triunfo ya ofreció alguna sospecha frente a la belleza de ser un perdedor, sospecha que ahora se vuelve una verdad a la que sólo se la puede combatir con más nostalgia.

El protagonista

Fidel, de nacimiento abogado polemista, de infancia activista universitario, nació marcado por el destino un 13 de Agosto de 1926. Lo serio del asunto es que le tocó Búfalo en el horóscopo chino –este es su año-. Un animal potente, que siempre llega a destino y al que le cuesta parar. Un animal que “no tolera conspiraciones” y que “se preocupa más por el conjunto, que por sí mismo”. Su familia no era acaudalada, como dice el mito, y debido a sus estudios fuera de su ciudad natal, convivió con la pobreza familiar de su institutriz. Alumno brillante, se especializó tanto en civil y diplomacia como en luchar contra la autoridad patética de Fulgencio Batista. Debió exiliarse a México cuando su intento golpista fracasó. La batalla guerrillera que libró desde finales del 56, empezando con un puñado de sobrevivientes del yate Granma, le reconoce una proeza militar y política sin antecedentes.

De lo dicho y hecho por FC se pueden hacer tantos libros y películas, como debates le continuarán en un ejercicio de oratoria que al propio protagonista le encantaría, y del que Córdoba fuera beneficiaria al constituirse por una noche en capital mundial del socialismo. Fue cuando el comandante ofreció su último discurso público, arropado por esa extraña pareja que constituyen Evo Morales y Hugo Chávez.

Desde entonces, y como si se tratara de una secreta venganza póstuma del Che Guevara, el último comunista y su barba, han debido salir de escena. Queda así vacante la idealización que tanta expectativa hubiera generando en su momento, y que decepcionó una gran comunidad. Queda, la singularidad de quien pudo contra los malos, pero no pudo contra sí mismo.-


sábado, 17 de enero de 2009

Su Muerte: condición para cobrar la obra

(Publicado en el Suplemento cultural de La Voz del Interior, el Sábado 15 de Enero de 2009)

En Córdoba, artistas y productores culturales se quejan de las dificultades para cobrar. Parece ser un calvario propio de cada creador efectivizar sus honorarios, sobre todo si el pago proviene de un ámbito estatal. El artista español Santiago Sierra (1966), reconocido tanto por su trayectoria como por la estela de polémica que acompaña sus obras, enfrenta un problema peor que los creadores autóctonos: para cobrar su último trabajo, el “Contador de muerte”, él mismo debe morir.

El contador de muerte

La obra de Sierra es un display luminoso que señala permanentemente el número de personas fallecidas en todo el mundo, desde el primer segundo del año y hasta el último instante de 2009, tomando una proyección global desde el servicio de censo norteamericano. La instalación se exhibe sobre el acceso frontal de la sede londinense de la Aseguradora Hiscox Insurers, ubicada en el corazón de la city financiera inglesa y, según el propio Sierra, abre una reflexión sobre la muerte y su relación con el dinero. Una propuesta que se potencia con la locación dado que quienes poseen seguros de vida, no han hecho otra cosa que cuantificar el valor de su existencia. También construye sentido que el propio autor recibió como pago una póliza de vida por 200.000 dólares. Irónicamente, sólo se hará “pagadera en caso de mi muerte durante el período de exhibición” dice el autor en su web. Si la fatalidad y la fortuna acompañaran al artista, su muerte se contabilizaría entre los 55 millones de fallecidos estimados para el año en curso.
El contador marca casi dos fallecimientos por segundo elevándose, mientras un lector promedio haya leído hasta aquí esta nota, en cerca de 180 decesos.

Un artista escandaloso y “con humos”

Con esta propuesta, el madrileño Santiago Sierra llama la atención de los medios nuevamente, pero con un trabajo de menos voltaje que muchas propuestas anteriores. Este performer, instalador y videocreador español dio su primer golpe mediático en el pabellón de la Bienal de Venecia de 2003 cuando levantó unos muros cerrados cuyo acceso, con guardias, sólo estaba permitido a ciudadanos españoles. En medio de una lluvia de críticas (casi nadie pudo entrar), llamó la atención sobre las leyes migratorias europeas y españolas.
Además del contador, muchos de sus trabajos hablan del valor de la vida, el dinero y la necesidad: en una ocasión le pagó a una persona para rodar un video mientras permanecía enterrada, en otra ocasión pagó a quien se tiñera de rubio; a quienes se masturbasen frente a cámara; o se realizaran un tatuaje. Sobre esta línea, y homenajeando a Piero Mazzoni, también exhibió recientemente unos montículos antropomorfos realizados con materia fecal recolectada en India por personas de castas condenadas por crímenes de vidas anteriores.
Su obra más urticante ha sido “245 metros cúbicos”. En ella conectó el escape de seis autos al interior de una sinagoga alemana. Cada asistente debió acceder con máscaras de gas y un bombero, pero la intervención no duró mucho tiempo ya que la ira de diversos sectores apresuró el cierre de la experiencia.

El Contador online y los otros relojes globales
La obra de Sierra tiene su correlato en su propia web y guarda semejanza con otras propuestas on-line que contabilizan las evolución de los asuntos más variados, desde medioambientales, y estadísticos, hasta incidencia del HIV, como Poodwaddle donde aparecen numerosos relojes de la tierra.
http://www.poodwaddle.com
http://www.poodwaddle.com/clocks2.htm
http://www.santiago-sierra.com/200901_1024.php

viernes, 2 de enero de 2009

Protegidos por la Editorial de la UNC

(Publicado por la sección de opinión de La Voz del Inteerior, el 31/12/2008)


En la novela Estrella Distante, del enorme autor chileno Roberto Bolaño, el relator del texto y su amigo Bibiano comentan una interesante visita a la casa de Juan Stein, su profesor de poesía. Es una vivienda humilde y pequeña, donde los discípulos encuentran una particularidad: en lugar de tener las paredes forradas de libros -como corresponde a un maestro que se precie de tal-, hay mapas. Los aspirantes a poetas quedan completamente seducidos por la decoración del tutor, que pondera sobre todas las cosas el viaje, el hecho de perderse, encontrarse, trazar recorridos y conocer. En definitiva, la literatura y los libros como una cartografía, como una metáfora de la búsqueda de la libertad y de las distancias. Una manera de señalar con otros papeles la importancia de una publicación como vehículo de escapatoria, como guía, o como recorrido por descubrir. Los mapas de Juan Stein, el maestro y poeta trasandino que viajaba desde dentro de su casita, eran una defensa, una posibilidad certera de huir auxiliado por los autores. Mapas o libros eran una síntesis privada de la vivencia relatada, pero traducida al idioma que todos leemos.

Aquí, en Córdoba, desde hace poco, la UNC también está tramando esas cartografías, diseñando paisajes para poder escapar, o referencias que nos ayuden a llegar a algún sitio (probablemente interior), con su propia editorial. Pero no es otra “quijotada”. No sólo es militar la causa del gesto ideológico consistente en imprimir ideas propias. Hay toda una estrategia detrás de la Editorial Universitaria que dirige el filósofo Diego Tatián, quien puesto en funciones planteó no sólo difundir el conocimiento generado en la Universidad Nacional de Córdoba (precursora histórica en tener imprenta), sino también contribuir con el delineamiento del contexto histórico y cultural, poniendo nuevamente en circulación conceptos importantes publicados con anterioridad. Fue él mismo quien dijo “El problema para las editoriales universitarias no es en sí hacer el libro, sino esforzarse para que no nazca muerto. Que no terminen rápidamente arrumbados en algún armario perdido.”

Y todo esto viene a cuento en este momento, porque la rectora Carolina Scotto, parapetada en la barricada conceptual de la editorial universitaria está disparando balas bibliográficas que le recarga Tatián, desde el propio corazón de la ciudad. Un moderno módulo ubicado frente a la Iglesia de la Compañía de Jesús refuerza la política de la editorial, donde la impresión de nuevos libros efectivamente pasa a ser una herramienta más, entre acciones como la promoción del material. Allí, decenas de ejemplares bien diseñados, austeros pero interesantes, son el envoltorio para firmas que han investigado temas tan disímiles como los peces de Córdoba, la musicología popular, los textos de Deodoro Roca, o el ya célebre título “No matar: sobre la responsabilidad”, con cabezas de la talla de Schmucler y Del Barco.

En el centro de la ciudad, y haciendo esquina entre la calle de todos los alumnos universitarios y la de todos los turistas, se yergue el monumento a los cordobeses de la reforma universitaria (anidados, inclusive, en una sección que en lugar de ser “de saldos o viejos” es de “hallazgos”) y que demuestra que hay alguien pensando es cómo enfrentar el problema de la circulación, la distribución, y -porque no- el marketing. Esta editorial, que antes consistía en la gerencia de una imprenta, hoy no sólo imprime: promociona y protege ideas.

Quienes caminan la Caseros por estos días han podido ver el nuevo stand que le dice a ciudadanos y visitantes donde está ubicado uno de los puntos más interesantes de nuestro mapa espiritual: el de nuestros libros.-

jueves, 1 de enero de 2009

Lecturas y referencias

1 - El Corto Maltes, Hugo Pratt
213. Sarcasmo, Ironía
2- Formas y miradas 8, los bailarines - una singular adquisicion-
3 - La conjura de los necios, John Kennedy Toole
4 - Nosotros y los otros, el comercio exterior de bienes culturales, Sec. Cult. Nac.
5 - La invencion de la soledad, Paul Auster
16.Una anécdota sobre la rutina
24. La muerte y el cuerpo del hombre
25. Matrimonio y superficialidad
79. La protección de la riqueza dinero
118. Memoria y repetición
139. La soledad del escritor la mayor parte de la vida
162. Un polvo una vida un mundo un universo
177. Dormir, el sueño como evasión huida
178. El profeta
218. Sueño, niñez imaginación
6 - Sol Lewitt Escritos y Obras, Fundación Proa
21. arte, artista, crítico, planes, diseño
22 ideas simples,
24, arte. ideas, teecnología, recursos, materiales
62. Arte conceptual, planificacion, ideas y ejecución
65. Las nuevas formas de hacer arte
7 - Sin City, Frank Miller
10. Umberto eco, cliches, arquetipos,
79. ramera, puta, cuidad
148. visión, ojos, importancia de lo que vés, aspecto
8 - Fantasmas, Paul Auster
37. Discapacitado, telescopio, puente, ingeniero, trabajo a distancia
81. Cerebro, anécdota, walt whitman, accidente, cabeza, neurología
9 - Pedro Páramo, Juan Rulfo
10. Pueblo abandonado, fantasma, calle vacía
15. Lluvía en México, gotas sobre los árboles, tormenta
19. Tiempo, reloj, horas, paso de los días, infinidad
20. Llanto, sueño, inrrupción, sobresalto, madre
10 - El arte fuera de sí, Ticio Escobar
22. Equivocaciones, errores y distorsiones
32. Colonias, periferias
61. Identidades,
62. Identidad sustancial identidad constructo
66. Integración social
68. Nuevas subjetividades
69. Identidades
11 - Crucero de Verano, Truman Capote
19. Un corte de pelo
38. Infancia urbana, niñez y ciudad
50 Verano y ciudad, amor y calor
51. El calor y los felinos, gatos, leopardo, tigre
87. Calor, ciudad, noche, verano, urbano, aire acondicionado, humedad
94. Familia, hogar, cotidianeidad, casa,
95. Riqueza, arrogancia, dinero, felicidad
104. Calor, ciudad, urbanidad, humedad, verano, humedad
131. La ciudad vista desde lejos, drogas, borrachera, onirico
12 - Caterva, Juan Filloy
13. lluvia, chaparrón, tormenta
21. Cielo, firmamento
36. Miedo, firmamento
56. periodistas
71 74. Dinero, plata, decadencia, riqueza
120. Campo cosecha, siembra
121. Matrimonio casamiento
148. Confianza, sipatía, aprecio
149. Camino, ruta, sendero, recorrido, sendero
153. escolta, acompañamiento, protocolo, séquito
195 y 326. Luna
220. Juventud, jóven
221. Tango
241. la vida, la compañía, acompañados, juntos
248. Cielo de campo, camino, paisaje
249. Noche, oscuridad
276. Córdoba, ambivalencia, cocaína
293. Concha, vulva, papo,
321. amistad
344. Piedad
353. Mente, psicología, cabeza, ideas
13 - Ciencia, tecnología y desarrollo, Juan Sebastián y Carmen Benavides
14 - Yaa Aliiiiiii, Pequeña Antología de poesía Iraquí contemporánea
23. Bomba, terrorista, uranio, muerte, atentado, irak, guerrapoesía, política, oriente, tumba
15 - City, de Alesandro Baricco
52, heladera, consumo, norteamericanos, yanquis, hogar, 50s, casa, familia, ama de casa
71, epifanías, promesas
97, recompesa
144, aburrido, pesado, participar
145 talento, capacidad
176, golpes, piñas, trompadas,
183, porche, ingreso, adentro, afuera, casa, vivienda, familia, proteger
236, idea, propuesta, ocurrencia,
266, ríos, caminos, decisiones, recorrido, la vida, lo líneal, curvas,
340 ojos, mirada, vista, rostro,
373, deseo, ambición,
382, regreso, vuelta, pareja, ancianos, gordos,
16 - Bife Angosto, Gustavo Sala
17 - Sociología de la Religión, Max Weber
12, influencias, las generaciones siguientes
14, felicidad, feliz
18 - Es lo que hay, Antología de la Joven Narrativa en Córdoba
19 - Las Calles ya no tiene nombre para mi. Diego David Alarcón.
20 - Exit Express ¿es esto arte?
21 - Exit Libro. Censurados
22 - La Argentina del centenario, Georges Clemenceau
23 - Putas Asesinas, Roberto Bolaño
21, sonrisa, cara, lejanía, trsiteza, sentimiento
25, el paraíso, el cielo, el infierno, las diferentes creencias de cada uno
83, las palabras, las letras, la tipografía
24 - La Información, Martín Amis
1, los hombres que lloran
25 - Bajo este sol tremendo, Carlos Busqued
26 - Diario: Una novela, Chcuk Palahniuk
31, marido, burgués, turista,
65, enarbolar
67, leer, escribir,
68, izquierda, progresismo, comunismo, política
69, síndrome de sthendal, mirar arte, espectar,
70, el objetivo del arte, la meta, la razón,
27 - Viaje a Tuluum, Milo Manara
28 - Tu Aliento, Melissa P.
21, raíces, ancestros, descendientes
39, aliento
42, corazón
83, alma, espiritu,
94, coca, ralla, cocaina, merca
95, pupilas, porro
29 - Es por Amor
30 - Imágenes paganas
31 - El futuro ya no es o que era, Rodrigo Alonso
futuro, centenario, bicentenario, historia argentina, peronismo
34, Salamone, arquitectura
32 - La palabra pintada, Tom Wolfe
11. El arte moderno, contemporáneo, creer en el arte, el arte es escritura, literatura
25. el ritual de los artistas, carrera de artista, ascenso
28, arte y burguesia, aristocracia, bohemia
37. artistas nuevos, reconocimiento, crítica,
48. arte chic, arte y empresas, valor simbólico
74. arte pajaros y ornitología, Bernett Newman
100. Mujer, chica linda,
101. bohemio, burgués,
118. Sol Lewitt
127, consumidor, destinatario, espectador, asistente
33- El Arte, Conversaciones Imaginarias con Mi Madre, Juanjo Saez
34- Cineclub, David Gilmour
35. un sueño, una mujer
36. imbécil, mujer, acostarse, hijo
68. Idiota, imbécil, tramposo, ladrón
69. Otoño
171. Amor, pena, mujer, relación, literatura
199. Carta
35- Radicante, Nicolas Bourriaud
36- Saki, Cuentos Elegidos
37 - Asfixia, Chuck Palahniuk
27. La importancia de un polvo, coger,
79. jamais vu, dejais vu,
126. quejarse, criticar, hacer, gestar, rebelarse, construir
127. la excitación
202. orgasmo, eyaculación,
279, mina, mujer, hembra
280. exhibicionismo, libre, baños aviones,
290. fantasias sexuales
38 - Suicidios ejemplares, Vila-Mata
68. Sangre, fidelidad destino
69. Recorrido, perderse, encontrar, ciudad, recorrido casual
73. Cigarrillos, tabaco, prensa, diario
97. Suicidio, la posibilidad, final opcional
100. Destino, la imposición de las ciudad, identidad, pueblos, ciudades
39 - El libro de Rachel, Martin Amis
17.Londres, ciudad, gente, viaje
24. Viejas, putas, calentarse, coger,
50. una chica bastante fea, olor
91. Un grano en la cara, un forúnculo
147. Una cara fea, un tipo desagradable
170. el beso final
183. polvo, coger, orgasmo
239. Conducir, manejar, auto, velocidad
40. Invisible, Paul Auster
1.Poeta dividido, Padre e hijo enemigos, dante, infierno
84. Enfermedad, muerte, claridad de pensamiento
132. llanto, llorar
161. Llanto, llorar, rimel, cara, lágrimas
188. Malestar, nervios, angustia
229. mina, mujer, chica, linda, bonita
244. Cigarrillo, fumar, voz, tabaco
2010
1 – Dinero, Martín Amis
87, oficina cristal, box, edificio vidrio
94, Verano, londres, calor, aliento
99, moderno, siglo XX
100, manga avión, viaje, aeropuerto, despegue
101, delivery, casa, salir
101, beber y fumar,
166, lluvia, cielo, tormenta
219, beber, primera copa, tomar, alcohol
222, película porno, xxx
229, un tipo bien parecido, fachero, lindo, mejorar, cuerpo, operación estética, cirugia plástica
241, cuerpo de mujer, muslo, pierna, erotismo
261, parejas, amor,
314, sufrimiento, tristeza, llanto
328, calor,
335 mujeres,
349, corpiños, tetas, cuerpo, mujer
375, 376 ajedrez
2- No digas Noche, Amos Oz
9, anochecer, oscuridad, luz, atardecer
48, mono, mascota, familia,
127, trabajo, jefes, convencer, exponer, charla, autoridades
189, piedad, dicho, judios,
192, droga, toxicómano
221, casa, paredes, hogar
3- Una Casa para Siempre, Enrique Vila-Matas
25. Voz, Voces, personalidad, esquizofrenia, ventrílocuo
64. Memoria, recuerdos, miujer, imaginación, desaparición
83. Amor, parejas, separación, encuentro,
88, mirada por la espalda, revés
90, Muerte, desaparición, chiste mortal
127, viaje, viajeros
128, despedida, ritos, formalidad, ceremonial, protocolo, costumbres
4- Sudeste, Haroldo Conti
11, putear, insultar
23, tres hombres silenciosos, la noche, el atardecer
29, monja, sotana
57, río, hombre, ojo, mirada
90, dolor,
115, persona, personalidad, aura, caracter
5- Buscando Señal
6- Zapatos Italianos, Henning Mankell
17. triste, tristeza, mamá, cara, llanto, llorar
79. Nieve
231. Ruido, eco,
289. Beber, fiesta, velas, humo, reunión
330. Aplaudir, aplauso
7- De repente en lo profundo del bosque, Amos Oz
1. Bosque, animales, insectos, vida
24. silencio, bosque, miedo
44. Envidia
101. vaca
146. voz
8- León de ojos verdes, Manuel Vicent
1. Escritor, joven, juventud, actrices, hotel
24. Escritor, la escritura
48. carcel, pena de muerte, viuda, música, canción, memorabilidad
118. escritor
119. bicicleta
130. bañarse, desnudo, mar
131. crrencia, religión, mistico,
9- Snuff, Chuck Palahniuk
32. Televisión, tecnología, dvd, vhs
50. Muerte, cadaver,
52. pijas, pene, pollas, estatua
159. polvo, hacer el amor
10- La vida, instrucciones de Uso, George Perec
13. rompecabezas, puzzle
17. escalera
79. Número, cifra, cantidad
82. Escalera
151. Cartas
11- La hora de los monos
7. Zoológico, tigres
49. Pueblo, suicidio, muerte, embarazo
91. Violación, violador serial
11- Afterpop, Eloy Fernandez Pota
10. Cultura pop y alta cultura, diferencia
11. Literatura, escritura
12-La humillación, Phillip Roth
77. La Humillación
44. Un momento, el presente, la ansiedad
14. Representación, actor, actuación, papel, engaño
49. suicidio y teatro.
13- lo contrario de la infelicidad
14- El cuaderno Rojo, Paul Auster
8. La vida, la muerte, la fragilidad
19. Escribir, escritor,
53. Un libro, una coincidencia, el azar, la suerte
75. Amistad, distanciamiento, goma de auto pinchada, llanta
15. Que el Vasto mundo siga girando, Colum Mccann
16. Viajes por el scriptorium, Paul Auster
17- Tombuctú
30. El país, nación, pueblo
38. Perro, dios, dog, god
45. El mundo de los perros, olores
105. Los animales, las bestias
112. La memoria, el recuerdo
151. Norteamérica, USA, Estados Unidos, EEUU
2011.
1.El Lote 49, Thomas Pynchon
13.autos, coches, usados,
118. La ciudad
131. Baile, fiesta, sordos, mudos
141. Cerveza, vaso, bebida
182. belleza, drogas, ácido
2. El Museo de la Inocencia, O. Pamuk
49. Debut, virginidad, penetración, sexo, primera vez
98. memoria, objetos, felicidad
111. fortuna, suerte, desgracia, afortunado
129. Lágrimas, llanto, llorar
137. felicidad, inteligencia, tonto
238. amor, amanecer, enamorado, abrazo
240. secreto, infelicidad, verdad, sinceridad
318. felicidad, amor, sexo
343. tristeza, preocupación
363. sentarse, visitar, saludar, pariente
385. beso, marido, esposa, esposo
417. cena, paisaje, salida familiar,
426. mirarse ojos, enamorado, romance
429. Roncar, dormir
462. decoración, objetos, recuerdos
464. perros porcelana
484. colillas, fumar, filtros, cigarrillos
547. socios, cómplices, amigos
581. secreto
611. Museos, vanidoso, colección,
619., 633, 634, 635 museos, colección, muestras, patrimonio, muebles, casa, pertenencias, museos, arte moderno,
3. Sunset Park, Paul Auster
69. disconforme, detractor, progreso, hospital de los objetos rotos abandonados, en desuso
92. guerra, eeuu, usa segunda guerra mundial,
136 cucaracha
143. cosas que no pasan,
147 cadaver
179 sensación
189, amor, querer,
204 discapacitado
210 palabras, ideas
222. recorrido
3. Y pasavento no estaba, Vila-Mata
11. Corregir
22. Extranjero
31. Escribir
38. Nada
45, 46. libro, futuro, digital
53. Motenvideo
59. futuro
61. televisión
67. grombowicz
74. borges
93. español, castellano, lengua
108. artista
151. literatura
4. Informar no es comunicar
5. Azul casi transparente, Ryu Murakami
Sexo, drogas, orgías, excesos
6. Mil Cretinos, Quim Monzó
53. picadero, bulo, habitación, trampa
64. ventana, mirar, ver, observar
125. escribir, cantidad, palabras
137. dormir, leeer, insomnio, cama, sueño
7. Los cínicos son sirven para este oficio
14. ideología, periodismo, realidad, cambio
15. periodismo, conocimiento
17. realidad
22. Jovenes, adultos, comunicación
35. información, comunicación
38. el verdadero periodismo
60. medios de comunicación, televisión
8. Emaus, Baricco
amistad, juventud, adolescencia
34. quietud, inmovilidad
58. mamá, madre
91. acrobacia
95. cuerpo
107, papá, padre
130. el cielo, el clima, los campesinos
9. Bertol Becht, poesía y canciones
10. El mundo según Garp, John Irving
familia, hijo, maternidad
81. hijos, animales domésticos, ricos
114. vestido, silueta, cuerpo
208. reflejo, ciudad, vidrieras
268. Seriedad
521. suicidio
536. teléfono
571. muerte
584. Memoria, recuerdo
601. Tolerar, intolerancia
11. A salto de Mata, Paul Auster
11. consumo, compras, shopping
31. personalidad, interior, mapa, espiritu
45. Batallas, luchas sociales, revueltas, manifestaciones
106. Problemas, méxico, viajes, dificultades
124. Los muertos, la vida
134. Padres, paternidad
12. Los secretos de Romina Lucas, Ercole Lissardi
sexo, lujuria, amor
75. acusar
76. Muertos
90. Diarios íntimos
100. amanecer de los amantes
104. Voz, sueño, dormirse, llamar
13. Gin Tonic, Javier Cercas
cocteles, bebidas, tragos
14. Oscura monótona sangre, Sergio Olguín
adolescencia, prostitución, sexo
95. bebida, wisky, trago
134. Pistola, arma, bala, disparo
155. Pareja, ancianidad, edad
15. El Mapa y el territorio, Michel Houellecq
64. silencio, timidez
72. mapa, territorio, cartografía
94. artista, profesión
138. un hombre, persona
149. consumo, compras, rebajas, saldos, existencias
150. identidad, consumo
220. decisiones, vida, momentos
222. libro
227. muertos, vivos
265. perro
326. limpieza, mucama
15. Leviatán, Paul Auster
36. historia, metáforas, ficción, casualidad, imaginación
43. Escuela, penitencia, espera, tiempo
63, Escribir, redactar
119. Impredeciblee, azar
120. Ammistad, compañeros
143 cicatrices
187. Revelación, azar, crisis
228. llorar, dignidad, fuerza, lágrimas
246. Muerte, dios, venganza
16. El Lector, Bernhard Schlink
67. Amor, verano, libertad
133/135 padres, hijos
el momento justo
176. Fracasos
182. Mirada, reconocimiento, rostro
2012
1. Jugada de presión, Paul Auster
57. la ciudad, suciedad, barrios pobres
83. Riqueza, despacho, oficina
124. Vomitar, llorar
179. Ciudadano, urbano, 
219. llover, lluvia