domingo, 29 de agosto de 2010

El futuro Llego con los niños (y da miedo)

(Publicado por La Voz del Interior en el suplemento Temas del 29/8/10)

Presione Enter para ingresar a la realidad
Somos una sociedad de vidrios polarizados que hace buches con buenas intenciones cada mañana, pero inmediatamente después borramos los niños trabajadores de la calle que vemos en cada esquina, al salir de casa. También vociferamos que los hijos son nuestra prioridad, pero les dedicamos un par de horas al día, en las inmediaciones del monitor, mientras los personajes de Disney Channel, sus contactos del MSN, o los amigos del Facebook les explican cómo es la vida.

Un rostro barnizado con algodón de azúcar, topper azules, y un corazón de manzana acaramelada con incrustaciones de pororó eran la anatomía de un niño feliz hasta hace poco tiempo. Hoy, estos sujetos tienen manos adaptadas a la play-station, sueños wifi y una cargada agenda de actividades en el bolsillo pequeño de una gran mochila.

Como los últimos años, el pasado día del niño corroboró en su frenesí consumista, que nuevamente el regalo más solicitado es un teléfono celular, y que el murmullo de las mamás barajando mentalmente las cuotas de la tarjeta en la cola frente a la caja, volverá a eclipsar el papel de los padres frente al alud tecnológico que inunda la vida infantil y los derechos del niño.

Actualmente muchos niños de todo el mundo aun pelean por ser sujetos de derecho debido a la insatisfacción de sus necesidades básicas como alimentación y educación, mientras que en otros contexto más favorables los más pequeños no tiene relevancia a la hora de un divorcio, el tipo de educación o religión a recibir, e inclusive los deportes a practicar. Mientras los padres trazamos grandes planes para una pequeña niñez que catapulte hijos a un éxito que nadie puede precisar donde está, cada protagonista con más de seis años comienza a recorrer su vida con nuevos hábitos. Esta es su radiografía.

La generación interactiva o el joven manos de teclado

Según el riguroso estudio La Generación interactiva en la Argentina - Niños y jóvenes ante las pantallas editado por Fundación Telefónica hace pocos meses, cada vez menos chicos juegan al doctor con sus primas y, por el contrario, cada vez establecen una afinidad más familiar -aunque duela el adjetivo- con las TICS (tecnologías de la información y comunicación). Es probable que se fundamente en la mutua juventud o, según los autores, la Internet, los videojuegos, los celulares y la televisión son nuevas formas de socialización que los otros integrantes de la familia también sobrevaloramos en nuestras vidas.

Algunos datos del estudio que tiene la particularidad de abarcar un amplio espectro social de niños escolarizados, mayoritariamente en escuelas públicas son:

Para después de cenar, quienes tienen de 6 a 9 años prefirieron “jugar a un video jue

go” en primer lugar (17%), “estar con amigos” (16%) y “mirar la tele” (13%). Llama la atención “leer” en sexto lugar (8%) y luego “chatear” -insisto: tienen de 6 a 9 años- (7%). Por su parte, quienes tienen de 10 a 18 años eligen “ver la tele” en primer lugar (21%) porque son menos digitales que los más chicos, pero inmediatamente aparece “chatear” (18%). Es tan importante la presencia de la web en la infancia que sólo la mitad de los chicos de 6 años “no usa Internet” según ellos mismos y, un ínfimo 6% de los escolares de ¡9 años! dijo “no usar Internet” en nuestro país. Vale señalar que estos datos están sustentados con la buena penetración informática que tiene Argentina: 79% de hogares con PC. Estas compus serán usadas, mayoritariamente para el chatear (83%), buscar información (74%), correo electrónico (69%), bajar música (63%) y compartir videos (47%).

Los niños pasarán más de dos horas frente a la PC al día, la mayoría en busca de su identidad adolescente, o sea la música (87%), y en segundo lugar pedirán juegos (48%). Una enorme mayoría (63%) ha aprendido sólo a usar la PC.


La pantalla más chiquita

Referido a la televisión, las viviendas con dos aparatos son mayoritarias en el país, pero se impone un debilitamiento de la TV, ex reina del hogar, en la preferencia de niños y adolescentes. La informática ya es mayoría. Al igual que la PC la mayoría de los niños ven televisión solos, y una primera minoría con su hermano. Frente a la tele comen, un 80%, y hacen la tarea -vaya uno a saber como queda- el 50%.

La pantalla preferida, sin dudas, es la más pequeña: al 65% de los niños, y el 49% de los adolescentes santifican el celular. Hace años, hubiéramos elegido una lupa para perpetrar genocidios de hormigas culonas en la vereda. Qué antigüedad.

En el caso de la televisión se debería analizar las características de los contenidos que se emiten, cuyo impacto es más profundo debido a la linealidad de la exposición a la que están sometidos los pequeños. Canales de contenidos exclusivos como Discovery Kids, o Disney Channel tranquilizan mientras liberan la hormona del consumismo por encima de nuestras posibilidades adquisitivas. Las buenas propuestas, con verdaderas intenciones culturales, son rarezas como los Mini-Einsteins, actualmente discontinuados por Disney. En esa señal habrá incomodidad ideológica con el nuevo Mickey Mouse que habla hacia sus mini-telespectadores y jamás hace nada ya que cuenta con unas manos mágicas que se ocupan de toda tarea, hasta encender la luz. Eso sí que es american way of life. O Bob el constructor, un desarrollista con aliento a barrio cerrado, y peinado de casa americana con dos plantas, cuya topadora tiene sentimientos tan nobles como los de un árbol.


Nos vamos poniendo tecno

Según una encuesta reciente de la Kaiser Family Foundation, en EEUU (planeta que suele marcar tendencias sociales) los chicos y chicas de 8 a 19 años pasan más de siete horas diarias utilizando algún tipo de TIC, y en muchos casos, utilizando varias al mismo tiempo. Nadie sabe como tendrán los dedos estos umpa lumpas que, según este mismo trabajo, envían msn durante una hora y media diaria. Aparentemente, salvo el tiempo que duermen o están en actividad escolar, los adolescentes norteamericanos sólo aprietan botones. Ni que los hubiera criado Mickey Mouse.

Hubo un tiempo no necesariamente mejor, con campos forrados de flores Cosmos y cercados con el aroma de las Damas de noche, cuando jugar a los autitos era tan excitante que podíamos pasar una semana sin bañarnos, en el campo de los Carrer, intercalando fantasías con la parsimoniosa observación de esas ranitas multicolores que habitaban los arroyos de Calamuchita y cuya desaparición pareciera reseñar toda una niñez en extinción.-


El regalo más preciado

Dice Clarín que más de 400.000 niños menores a 13 años ya tienen su teléfono celular, y según CAME es el regalo más popular, por ejemplo en el día del niño, con un crecimiento interanual del 40%. ¿Las razones de los padres? Más control, una suerte de panoptismo comunicacional, mientras que los chicos disfrutan de integrarse a su red de amigos y socializar como manda el siglo XXI.

El estudio

La generación interactiva en la Argentina . Niños y jóvenes ante las pantallas, de Fundación Telefónica y EDUCARED, Abril 2010. Coordinado por Xavier Bringué Sala y Charo Sádaba Chalezquer. Derivado de La generación Interactiva en Iberoamérica. Niños y adolescentes ante las pantalla (2008)

El informe completo en: http://www.lavoz.com.ar/suplemento_temas

Tikitikitiki Paginas recomendables para niños.

Fauna Activa: http://www.ambiente.gov.ar/faunactiva

EDUC.ar el portal educativo: http://www.educ.ar

La página de la ciencia para chicos: http://pagciencia.quimica.unlp.edu.ar

La página de la matemática: http://www.matejoven.mendoza.edu.ar

La web de los niños: http://chicos.net.ar

Para futuros artistas: http://www.yodibujo.es

Sitio oficial Disney: www.disneylatino.com

Almácigo de cuentos para padres, hijos y docentes: http://www.encuentos.com

Mundo niños: http://www.chicos.mendoza.edu.ar


Para papas-nautas

- Información sobre los peligros de los niños y la web: Datos y canal de denuncias (en español) para delitos contra los más pequeños: apología de trastornos alimenticios, drogas, incitación a la discriminación, y denuncias de pornografía infantil: http://www.protegeles.com

- Evento que promueve el uso responsable de la conectividad, especialmente entre menores y jóvenes: http://www.internetsegura2010.com

- UNICEF www.unicef.org

-Foro Generaciones interactivas

http://www.generacionesinteractivas.org


Estudios e informes

- La Generación interactiva en la Argentina - Niños y jóvenes ante las pantallas

( http://www.generacionesinteractivas.org/wp-content/uploads/2010/04/Informe-la-Generaci%C3%B3n-Interactiva-Argentina.pdf )

- Chicos e internet, para una navegación segura, provechosa y divertida

( http://www.educ.ar/educar/site/lm/1189525454971/kbee:/educar/content/portal-content/taxonomia-recursos/recurso/4d580d1e-df90-40dd-9ce7-7e967e7fbe7e.recurso/2c9a7018-eb22-45cd-8ccd-c84bb782b075/internet_chicos.pdf )

- Recomendaciones de la Common Sense Media Fund. para mejorar las experiencias de las familias con los medios de entretenimiento y comunicación

http://www.commonsensemedia.org/about-us/en-espanol


lunes, 16 de agosto de 2010

Feriados: Instrucciones de uso

(Publicado por La Voz del Interior, el 16 de Agosto de 2010)

Durante un día feriado, festivo, o no laborable, el combate aéreo entre dos bolsas de supermercado planeadoras durará horas siempre y cuando los remolinos de la plaza de La Merced continúen irresueltos. En todo caso deberá interceder un perro callejero, quien oficiará de umpire al tarasconear el nylon que mejor huela, o aquel que tenga mayores reminiscencias comestibles. El cráneo de la ciudad, por su parte, estará en estado de gracia pues durante los feriados, días de merecido descanso, palomas, perros y bolsas son todo el quórum al que puede aspirar el microcentro. Nadie pisará la yerma peatonal de la 25 de Mayo o la 9 de julio, casualmente, un 9 de Julio o un 25 de Mayo.

Aunque parezca increíble los feriados obligan a las personas a actitudes tan alejadas de lo cotidiano que se están forjando su propia ensayística. Más allá de esta columna, Charles Rearick a mediados de los ochenta, y Renato Ortiz una década después, se han ocupado del tema, pensando como las fiestas cívicas han dejado de ser una celebración nacional para constituirse en lo contrario al trabajo: un descanso, una oportunidad de ocio.


Hasta hace poco tiempo, un día de fiesta -como decía mi abuela- eran una invitación a bañarnos en civismo y repensar la sociedad. En todo caso, como acontecimiento popular, la celebración nacional o local era una ocasión de posibilidades políticas para penetrar en el tejido social, particularmente el segmento trabajador. Nuestro reciente 25 de mayo con bicentenario incluido, y muchos de los 24 de Marzo (Día nacional de la Memoria por la verdad) aun preservan un mínimo de resonancia pública con efecto en nuestra identidad contemporánea. Paradigmáticamente el día de la Virgen, la Pascua, la Navidad, o el Yomkipur están perdiendo su carga mística inicial en pos de generar un espacio para cambiar la vorágine laboral por otro tipo de vorágine, practicar el mini-turismo, o el consumo estacional (huevos de pascuas, ofertas decoradas con papas Noel de telgopor y plasmas en 24 cuotas fijas).


Pero tampoco paramos demasiado nuestro mundo. Es tan marcada la tendencia al ocio, y este está tan profesionalizado y asociado al consumo que muchos negocios, en lugar de plantearse el descanso -tal vez sin reflexión, pero descanso al fin- amplían sus horarios y servicios en los días festivos. Esta maravilla socioeconómica consistente en sectores que trabajan más los días de descanso se ilustra con extensas colas de autos tratando de amontonarse en las playas de shoppings y conductores coléricos con su familia adecuadamente amontada en el interior de esos autos.


Nadie habla de San Martín este fin de semana y el 2 de abril, por ejemplo, es un feriado cercano en su incorporación a nuestra vida cívica con clarísima intencionalidad política. Es, también, una muesca reciente en la culata del arma que usamos para intentar suicidarnos como nación pero, salvo quienes tienen un familiar enterrado en ese holocausto de piedras, soberanía y soberbia, pasa por las vidas de muchos ciudadanos cada vez más desteñido.


Vale decir que feriados que no son celebraciones cívicas sino trampolines al zapping en pantuflas, o al consumo en botas y bateas, no son exclusividad de nuestro país sino una tendencia mundial de estados incongruentes que invitan a la reflexión sobre determinado suceso histórico, pero cambian la fecha para hacer fines de semana más largos. Hoy pocos hablarán del Libertador de la Patria en esta edición de LA VOZ DEL INTERIOR que se leerá mayoritariamente con el pijama estacionado al lado del mate. Ojala sea una apreciación equivocada y alguien irrumpa en la desolación esteparia de la calle San Martín recitando un réquiem por los 160 años de la desaparición del prócer caminando por la noche para arribar, lentamente, a las 00:00 del 17 de Agosto a la plaza mayor y corroborar si el General aun está o también aprovechó los tres días de receso para darse una vuelta por las sierras.-


sábado, 7 de agosto de 2010

El latir de la intemperie

(Publicado en la Revista Ciudad X, Número 2)

Aquel slogan que versaba “Córdoba, Corazón de mi país” era perverso por su veracidad. Es un hecho empírico que no somos una provincia sino un corazón, y otro tanto se puede afirmar respecto de los habitantes: parecemos glóbulos pasando burguesmente por el sistema circulatorio desde las Altas Cumbres hasta penetrar en el Cucú de Carlos Paz. Para comprendernos, más que hablar con un político, se debe ver al cardiólogo.
Por su parte, Jorge Cuello no es un artista sino un aullador pagano. No le comprenderán los críticos, ni los curators. Y los teóricos jamás le podrán encajar en los moldes deformes del arte. Cuando una ciudad tiene Cuello en su fluido sanguíneo, la adrenalina hará el resto del trabajo y así hemos de entenderlo.
Jorge Cuello, es el agente que ha generado estos episodios cardio-sociales: intervenciones urbanas, como los rostros desaparecidos del Corralón Municipal de Dean Funes, Cara y alma de la Luciérnaga y Alfosina, los pasillos del Cineclub, todo el Museo Barrilete, o la pieza de mi hijo. Jorge es el artista de la calle y la intemperie, aquel que sólo se guareció en su blanca cabellera y, arropado por el humo de los colectivos, fundó el Museo de Arte Comebiróm, o Praxis, fue el acompañante gráfico de la Mona Jiménez, la Bersuit Vergarabat, y Armando Flores. Como si fuera poco, desde la mesa de un bar nos disparó ilustraciones para libros de Colihue, las ediciones del Quirquincho, el CEDILIJ, o pintó obras maestras en cajas de pizza al mismo tiempo que intervenía la fachada del MNBA local con la obra “bajá el copete”.
Su actividad estética, su discurso y poética exceden el campo del arte para situarse en algún ventrículo del patrimonio cordobés y desde allí lanzar obras molotov de magia pagana hacia el centro de estabilidad de la comunidad, siempre con un visceral compromiso social.

Infarto Ciudadano
Hace algunos años, Cuello concibió una muestra itinerante que debía unir el Centro Cultural España. Córdoba con el 990 Arte Club atravesando la Avenida General Paz a contramano. Esta procesión incluía una banda en vivo y al detenerse en el cruce de las arterias Colón y General Paz, tuvo lugar una ceremonia de bocinazos y semáforos parpadeantes que llegó al climax cuando el maestro aulló megáfono en mano ¡viva el papo! Este electroshock nos demostró que el corazón aún latía y que nadie volvería a ser el mismo. Salvo Cuello, claro está