lunes, 10 de diciembre de 2012

La construcción de un Nosotros


A propósito del Foro hacia treinta años de democracia
Un foro, por definición inclusive arquitectónica, es una invitación a saltar la etiqueta. Por un lado porque, como ya se sabe, "etiqueta" en cuanto a vestido de "etiqueta", como a la "etiqueta" del vestido vienen del francés étiquette que significa rótulo. Se impuso en las cortes de Carlos I como cartelería que indicaba los lugares para actos de gobierno. A su vez desciende del neerlandés stikken, y este del inglés ticket. Y, justamente nos saltamos la etiqueta y el ticket, además, porque el ámbito del Foro es un pacto para evitar pasarle factura a nadie.





Desade el 10 de diciembre de 2012, cuando faltó exactamente un año para cumplir la adultez democrática, nos debemos imponer el trabajo de pensar en “nosotros” como la unión de nos y otros, y en córdoba sólo hay un nosotros, él de la mesa que integran los referentes del Foro, una maravillosa foto de estar juntos y -nada menos que en el cabildo histórico de la Ciudad de Córdoba- para plantearnos qué hemos conseguido como sociedad y qué deudas arrastramos, justamente, con la sociedad, a treinta años de la democracia nacional.
Este emblemático 10 de diciembre en el que se formó el Foro, debemos recordarlo cada día reflexionando sobre la participación, la capilaridad de la sociedad, las ansias de participación, las redes, y los foros que mediante la tecnología vuelven porosa la arquitectura del poder y nos intima, como representantes de sectores muy diversos a redoblar esfuerzos para atender estos reclamos y anticiparnos, concientizando a los cordobeses para lleguen mejor acompañados a un aniversario tan importante como son los 30 años de democracia.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Las políticas culturales de la Ciudad de Córdoba. Hacia 30 años de Democracia en Argentina 1983 / 2013


Un análisis crítico de las políticas culturales desde una perspectiva historiográfica

[Antecedente y fuente principal: texto “Espacios Culturales: una lectura sobre las dinámicas, posibilidades y restricciones de la cultura en Córdoba” 1 y el material de estudio de la Cátedra Políticas Culturales del profesor Pablo Méndez Calado]
El interés está dado, no sólo por la necesidad de re-pensar la ciudad y sus significados latentes en las políticas culturales, sino especialmente en la coyuntura que representa la proximidad de tres décadas democráticas para un sector público, participativo y comunal 2, como el área cultural del municipio.

1. Escaso material y la importancia de estos trabajos
Vale señalar que, y a manera de primer conjetura, de momento y con la esperanza que se corrija, las autoras del texto subrayan la ausencia de material oficial en torno a las gestiones culturales de la ciudad, situación que en cierta medida se replica en la provincia. En el caso del municipio, y con la excepción parcial de los gobiernos radicales de Ramón B. Mestre y Rubén A. Martí que dejaron algunos documentos de planificación, y los que fueran digitalizados recientemente, en el texto se comenta que el incendio del Concejo Deliberante del la Ciudad del 2005, durante el gobierno del Dr. Luis Juez, redujo a cenizas muchos de los antecedentes necesarios para este trabajo como por ejemplo los discursos de apertura y cierre de sesiones del CD3. Tampoco se han encontrado estudios sobre las políticas culturales públicas.

2. Contexto provincial
En cuanto al municipio, nunca le ha sido ajena la política cultural provincial en la medida que, la ciudad capital también es sede del gobierno provincial y muchos de sus equipamientos culturales se encuentran en la propia ciudad, además de ser un ámbito fuertemente atravesado por las políticas provinciales. Por caso, durante el primer gobierno democrático (el del Dr. Angeloz) se hizo un uso político de lo cultural como herramienta de participación, mientras que durante la gobernación del Dr. Mestre las dificultades económicas (debió asumir anticipadamente en el marco de una crisis política estrepitosa) se trasladaron a la política cultural. Con el primer período de De La Sota se creó la Agencia Córdoba Cultura, y la inversión cultural crece, en materia de infraestructura pública 4 y acciones. Al mismo tiempo que se reestablecen festivales históricos, como el de teatro que hubiera impulsado Angeloz. El gobernador Schiaretti, por su parte, gestiona con más interés el legado patrimonial, hasta que su silla volviese ha ser ocupada por el Gobernador De La Sota, quien recurre al referente cultural de sus mandatos anteriores con la intención de sumar una mayor preocupación por el interior provincial.

3. Síntesis historiográfica.

3.1. Ramón B Mestre (1983-1991)
Radical histórico. Con el regreso de la democracia se inicia un proceso de visibilización de manifestaciones artísticas que hubieran formado parte de la contracultura perseguida. Esta cuestión se alinea con una política general de descentralización -especialmente educativa, en la medida que se generaron las primeras escuelas municipales- desde donde se piensa una arquitectura de la cultura con foco en las periferias barriales. Más allá de haber pasado a la historia como un duro preocupado por la economía, en la medida que le toco administrar un estado en crisis y desordenado apostó por la formación de los creadores, la participación y la idea de comunidad. Decía el entonces intendente “acceso del pueblo a la cultura no significa la aceptación pasiva de un proyecto ya elaborado, sino la participación activa de la comunidad en el hecho cultural” 5 incorporándose al ánimo de recuperación democrática y libertad imperante.
Los cuerpos estables del municipio empiezan una carrera de actuaciones en los distintos barrios de la ciudad, al mismo tiempo que se generaron diversos festivales y se desburocratiza y restaura el Museo Genaro Pérez.
Un dato no relevado por el estudio es el Artistazo de 1985, que sin ser en contra de los gobiernos de turno (dice una de sus organizadoras “no salíamos a enfrentarlos, salíamos a dar cuenta de nuestra existencia”6 ) marcó cierto clima de efervescencia y descreimiento. Siguiendo a Sarlo, cabría considerar a esta época, como lo fuera en el período radical del 16 al 30, un momento de surgimiento de vanguardias.

3.2. Rubén Martí (1991-1999)
Integrante de los cuadros radicales, el segundo y tercer mandato del partido de bandera roja, continúa promoviendo la política cultural participativa y libertaria, al mismo tiempo que incorpora ideas de gestión propias de la década que le tocó en la Argentina 7 cuando se establece, de la mano de una estructuración cultural, la oferta de valores turísticos y de sinergia con el sector privado.
Al mismo tiempo, la idea de descentralización de la ciudad tiene su punto más alto con la creación de los CPCs8 que también incluyen un capítulo cultural. Entre otras cuestiones apuntaba a la generación de trabajadores culturales con salida laboral, comisiones de apoyo locales y actividades autofinanciadas.
Específicamente en el ámbito cultural se generaron diez nuevos centros culturales9 barriales bajo la idea de un estado “que no compita pero que tampoco sea indiferente”. Además de la democratización de la acción cultural, comienza una política de protección del patrimonio cultural y readecuación de diversos ámbitos como el Cabildo y el casco histórico, donde patrimonio y turismo se dan la mano.
Se potencia un vínculo específico con la UNC 10, natural fuente de conocimiento y creación, se implementó una línea vinculada con la producción local como los programas de apoyo a la producción editorial, musical y teatral (de carácter getiniano 11), a los que se contrapesó con grandes acontecimientos en pleno Centro, actividades de profundo poder político, a un coste relativamente bajo. En relación a los programas de apoyo a la producción local, se podría decir que pretendían descomprimir la alta inversión inicial de las IC, reduciendo el riesgo y ajustando la elasticidad negativa. Además, de la mano de la legitimidad de los premios, se consiguió reducir la sustitución inherente a estos bienes. Una asignatura pendiente ha sido la capacidad del estado en la distribución de objetos culturales.

3.3 Germán Kammerath (1999-2003)
Político de centro-derecha que hubiera sido parte del gobierno de Carlos Menem llega a la intendencia después de haberse aliado al gobernador De la Sota en un acuerdo que durará contados meses.
Atravesado por la polémica y las acusas de corrupción, debió transitar los difíciles años 2001/2. Se considera a este momento histórico cultural como de “emergencia cultural”12 cuestión que no sólo es achacable al gobierno de turno sino que debería tenerse en cuenta, y no se hace en el texto de referencia, el contexto político nacional y provincial, la emisión de cuasimonedas, la inestabilidad y, ya en terreno cultural propiamente dicho, el impacto de la tecnología y la aparición de Internet como destino imantado de la creación, así como la llegada definitiva de la desterritorialización, la porosidad y una globalización que llega repentinamente a la ciudad.
El equipo cultural representó una alternancia en la dirección de las políticas culturales dado que inicialmente fue liderada por un sector del peronismo, y luego por los liberales. Dada la extracción del Intendente, la tecnología y lo empresarial no le son ajenos, así como la voracidad turística. De esa época queda el fallido intento de tener un MNBA local13, la creación del Cineclub Municipal, hoy ícono de la ciudad, y una imposición de modelos de gestión mixtos donde la presencia de asociaciones de amigos o contrapartes era fundamental. Por el contrario, se hunden casi todos los centros culturales, los cuerpos estables, y los fondos estímulos en un modelo de “achicamiento” estatal.

3.4. Luis Juez (2003-2007)
Exmiembro del gobierno de José Manuel De La Sota, se vuelve en contra de este último y focaliza su encono contra Kammerath aunque rápidamente cae en lo mismo que acusaba: “las negociaciones ilícitas, el aumento de la planta permanente de empleados de la Municipalidad y la reducción de los servicios públicos”14. El gobierno de Juez, keynesiano por definición, colocó en cultura a equipos provenientes de sectores de izquierda, representando un nuevo cambio en la alternancia cultural. De allí se hizo una utilización partidaria de la cultura de la ciudad15, alimentando la necesidad de estabilizar un partido que no contaba con estructura propia e intentando cooptar a los referentes barriales con una ubicación céntrica como trofeo. La transpolación, que se hizo evidente en la reubicación de los corsos de carnaval, que edulcoró la legitimidad de estas celebraciones, al mismo tiempo que sí consiguió retomar la idea de lo cultural como un ámbito de debate mediante la realización de la realización de un Foro Urbano de Cultura. La tragedia de Cromagnón es la base de una serie de medidas populistas, propias del granhermanismo político 16, que emitidas desde ámbitos no culturales destruyen una red de centros culturales independientes, que funcionaban como almácigo de la creatividad local. Íconos como la sala El Cíclope ven cerrar sus puertas ante la imposibilidad de cumplir con ordenanzas restrictivas de la vida cultural, mientras que, también en plan populista, y sin haber sido señalado por el texto de referencia el estado se endeuda (y por cierto paga desordenadamente) para la adquisición del histórico Teatro Comedia, el que poco tiempo después es destruido por un incendio.
Paradigmáticamente, el escaso presupuesto comunal en materia cultural (a pesar de ser Juez uno de los intendentes transversales que apoyó al gobierno de Néstor Kirchner, con la consecuente ayuda económica que surge de la empatía con el poder central) y la restricciones impuestas al sector independiente, caracterizó ese período por una oferta cultural desde lo comercial, dada la oportunidad generada por la orfandad en la contención creativa ya que el achicamiento estatal heredado no se revierte, ya no por decisión política, sino por ineficacia de gestión.

3.5 Daniel Giacomino (2007-2011)
De origen radical, fue viceintedente de Luis Juez de quien también se distanció para generar un acercamiento con el gobierno provincial. Luego pasa a integrar las filas del kirchnerismo. Su gestión, especialmente en el ámbito cultural es casi tan oscilante como sus posiciones políticas, y pasará a la historia como una de los peores percances de la ciudad. Con un discurso donde se pretende revalorizar la tradición docta de la ciudad, hasta un exitismo atravesado por el flujo de asistentes, la inestabilidad política y probablemente anímica del anterior intendente de la Ciudad, quien provenía del mundo universitario le obliga a cambiar numerosas veces, tal vez 10, tal vez 20 veces, de autoridades culturales eligiendo perfiles muy distintos entre sí 17. Incluyendo a su propia esposa, de nula experiencia en el campo y con raíz conservadora, se le reconoció porque afrontaba los conflictos en el área educativa, y cultural, rezando y usando agua bendita 18. La política de no política cultural decantó en la acumulación de deudas con el personal y la comunidad artística, así como la imposibilidad de recuperar el destruido Teatro Comedia. Todo lo anterior generó que el área cultural de la comuna (y en esto ya nos apartamos el texto de referencia) se cayera de la mesa de la cultura local y quedara restringida a un ámbito de actuación mínimo y sin incidencia. En cuanto a lo patrimonial, es legible la destrucción del patrimonio arquitectónico del acervo de zonas enteras de la ciudad.
El sector cultural quedaría, desde entonces, en manos del sector comercial, como ya se dijera, al mismo tiempo que la UNC pasaría a ocupar un espacio vacante con naturalidad, potencia y buenos proyectos.

1 Campise, Silvina Anabel; Diaz, María Aurelia-, y García Marengo, Carolina; “Espacios Culturales: una lectura sobre las dinámicas, posibilidades y restricciones de la cultura en Córdoba”. Trabajo final Comunicación UNC; Tutor: Boito, María Eugenia ; Registro de autor: Expediente N° 822536. Sociedad Argentina de Letras Artes y Ciencias (SALAC - Personería jurídica Nº 9105 Serie “A”); Febrero, 2010
2 Es en este ámbito que gubernabilidad foucaultiana, preocupada por el control del cuerpo social, siendo la ciudad la primer célula de una nación, adquiere un papel importante en tanto participación y ciudadanía.
3Op cita. Pag 56
4Vale resaltar que difiero de la lectura del texto de referencia que considera a ese momento como neloiberal. En la gobernación De la Sota se realizó el Museo Ferreyra, se remodeló y amplió en un 200% el Caraffa, se hizo la Ciudad de las artes, se remodeló el Teatro Real y muchas otras acciones, además del retorno del Festival de Teatro del Mercosur.
5 http://www.cup.edu.ar/HTML/RelacionesInstitucionales/ExtensionAcademica/Campanas.htm [Consulta: 17 de marzo de 2009] 99 Mestre, Ramón Bautista, CÓRDOBA obra Municipal, Diciembre 83 - Junio 87, Municipalidad de Córdoba. p. s/d. 100 Íbid, p. s/d. 101 Íbid, p. s/d. (cita en el texto de referencia)
6 Archivo en youtube de “fuera de foco”, conducido por Franco Rizzi, consulta de setiembre de 2012.
7 Op cita página 58
8 Centros de Participación Comunal
9 Estos espacios, como los viejos mercados municipales de San Vicente, Alta Córdoba y General Paz sostienen ese ánimo de encuentro propio de los mercados y al mismo tiempo son usinas de identidad y diversidad.
10 Universidad Nacional de Córdoba
11 Y muy en línea con las consideraciones de UNESCO
12 En el texto se cita a la periodista y crítica teatral Beatriz Molinari quien propone “(…) enumeración de daños y perjuicios contra el quehacer cultural es interminable.”
13 Propuesta que sí consigue llevar adelante el gobierno de la ciudad de Neuquén.
14 Al momento de la redacción del texto de las autoras no había datos fieles, hoy públicos, que demuestran que Juez incorporó a la planta permanente del municipio sin concurso ni criterio alguno a más de 4000 trabajadores.
15 Seguro que, si alguien leyó a Hopenhayn, lo entendió en su provecho "la política se inviste de cultura y la cultura se inviste de política”, haciendo que la cultura se desvista...
16 Concepto propio del filósofo español (premio nacional de ensayo) que define a las medidas políticas que apuntan más a lo mediático que al bien que se gestiona.
17 Siguiendo a Yudice y Miller, es en este caso cuando más se nota un abandono en la preocupación por el gusto...
18 http://www.cadena3.com/post_ampliado.asp?post=58790&archivo=89739&sector=42

lunes, 29 de octubre de 2012

Pablo Boneu en el Museo Provincial Emilio Caraffa de Córdoba

(Publicado por la Revista Arte al día)
Con un cuerpo conceptualmente potente y un alma profundamente subversiva y antisistema, la muestra "Instrucciones para destruir dinero" de Pablo Boneu (1969, Argentina) es una oportuna metáfora sobre la jerarquía del dinero. Un tema totémico reflejado en gran tamaño con dólares u otras monedas trituradas. El mural “esta obra no vale mil dólares”, confeccionado con mil dólares deshilachados, subdivide el poder del dinero desvaneciendo su esencia y ampliando su simbología gracias a la cuidada estética que le permite moverse con soltura en el apropiacionismo publicitario.
Esta exposición ha tenido amplias repercusiones en la prensa, ya que es oportuna en términos históricos (Boneu es un profeta ignorado en su tierra), pero al mismo tiempo la coyuntura de crisis internacional y las dificultades para adquirir dólares en la Argentina, hicieron que el proyecto fuera tapa de los periódicos.
Siempre será resonante ver en un museo a alguien que viola las leyes − lógicas y civiles − destruyendo dinero, pero en un país cuyo presidente pide a la ciudadanía que “se olvide los dólares”, la puntería de Boneu acertó en el órgano más sensible de los visitantes: el bolsillo.
Varias piezas suponen un estampado de características decorativas y rítmicas cuya insistencia representa una aproximación peligrosa frente a todos los artistas que critican las relaciones entre el arte y el mercado. Destruir al punto de referencia de la sociedad materialista es un hecho que interpretan desde Bourdieu hasta Benjamin.
El aura de este artista radicante y semionauta, siguiendo a Bourriaud, ha lanzado raíces hasta México, inscripto entre los anti-institucionales con un mensaje global, poético y universal de varios niveles de lectura.
Los billetes exhibidos transforman la catedral del siglo XXI, el museo, en un ámbito de adoración, ilusión y exhibicionismo que el curador Humberto Sosa describe alegando “no es que la ficción avance, sino que la realidad retrocede”.
El espacio se completa con los “money destroyer” que permiten al público destrozar su dinero para llegar a un estado germinal, idéntico al que transitó el artista en su punto inicial.
Reinventarse, sin un centavo, para subsistir y subvertir.

Versión en inglés en:  http://artealdia.com/

lunes, 10 de septiembre de 2012

Un pequeño paso para la feria del libro. Un gran paso para la ciudad


(Publicado en el diario de la Feria del Libro 2012)

En cada edición de la Feria del Libro, en años anteriores, muchos miramos con esperanza una programación sostenida con el enorme esfuerzo del personal municipal y las instituciones que componen el grupo de gestión, pero que nos dejaba con ganas de más. Los editores autogestionados, los autores y los lectores -por supuesto- ponían todo de sí para preservar un proyecto que parecía vacío y lunar, abandonado por las políticas públicas.

Esta edición 2012 tiene varias particularidades, pero la principal, tal vez la menos evidente pero la de mayor peso, es la decisión del gobierno municipal de recuperar un protagonismo en el diseño y la ejecución de la Feria que jamás debió haber descuidado.

Seguramente esta edición traiga debates y opiniones de índole muy diversa, y más allá de una vocación incansable de consenso, esta Feria del libro se basó en una concepción de la cultura en general y la literatura en particular, como uno de los grandes motores simbólicos y productivos de la ciudad.

Desde un comienzo, y con el paciente y generoso acompañamiento de las instituciones que componen el ámbito de construcción de la Feria del Libro, se han trazado lineamientos como el espacio de literatura y política, poesía, y literatura y cine, entre otros.

Pero por sobre todas las cosas, se ha conseguido por primera vez contar con un curador de la talla de Federico Racca, que junto a la trascendente comisión asesora ha diagramado una edición que nos enorgullece a todos.

Pocas ediciones de la fiesta de la literatura local han tenido espacios abiertos tan claros para los trabajadores de las letras locales, como los propuestos en la Tienda de la Ciudad, o aquellos que recibieron condiciones especiales en el ala de la Plaza San Martín, sobre calle Buenos Aires, dedicada a nuestras letras. Muchos nos acompañaron desde el principio, otros lo harán después, pero el marco de un acontecimiento atravesado por Córdoba, está presente en cada acción diseñada.

La ciudad está enamorada de quienes la sostienen con sus ideas, sus palabras. Ya lo dijo Federico García Lorca “La poesía no quiere adeptos, quiere amantes” y la Municipalidad de Córdoba, con sus escritores, invita a la ciudadanía a vivir intensamente el amor por una estampida de palomas mensajeras que llevan en cada pluma una letra de nuestra identidad, una invitación a celebrar juntos una cultura pública, participativa y de calidad.

Presentación usada para el acto inaugural:

lunes, 6 de agosto de 2012

Encender los recuerdos

Con motivo del aniversario 325 del Colegio Nacional de Monserrat
(Publicado por el Diario Alfil)

Una llamarada de palomas cenicientas atraviesa el patio principal del Colegio Monserrat con destino incierto. Habían anidado en entusiastas pulmones y se incendiaron al cruzar las fogosas gargantas de los monserratenses de todas las edades que cantaban el “Gaudeamus igitur” en el acto académico del 325 aniversario. Lejos de la melancolía esperada, el evento estuvo atravesado por la alegría de alumnas y alumnos (las primeras son mayoría) que le insuflaron militancia a horas de discursos apilados. Sin embargo, no hay metrónomo capaz de contabilizar un tiempo que avanza escoltado por el péndulo de la palmera más esbelta del mundo.
Una mañana fría que levanta temperatura con corazones jóvenes y un sol regalado sobre el patio, escenografía del cumpleaños de un colectivo, de una comunidad, que viaja por el tiempo con el envión y la velocidad que otorgan más de tres siglos acelerando.
Esa misma inercia centenaria arremolina a sus pasajeros en direcciones muy personales y nos llevan a pensar que Avellaneda, Castro Barros, Derqui, Orgaz, Vélez Sarsfiled, Deodoro Roca y tantísimos otros, no eran pichones de próceres gastando el mármol de la escalera para inmortalizarse en la letra opaca de una historia edulcorada y correcta. Eran revolucionarios que hoy legitiman al Monserrat como cuna de subversión y ánimos de renovación. Así como esas eminencias habrán sido revulsivos y resistidos en su tiempo, se debe destacar el paso del Che Guevara por las aulas del Colegio, y la pérdida de muchos luchadores, como Diego Hunziker (secuestrado y asesinado en septiembre de 1976), cuya vida se demarró con manotazos militares y algún traidor al juramento de “virtud y letras”.
Algunos reconocidos y otros olvidados, integran el complejo cuerpo social del Colegio y, como si fueran cicatrices, ganan su verdadero espacio con el paso del tiempo, exigiendo memoria para el dolor y capacidad de recuperación. Son vestigios de un camino duro pero recorrido, garantías que evitan la repetición. Dice el Himno de la institución “Con el libro al porvenir / Juventudes, camaradas / En la casa fraternal / Cuando el tiempo nos separe / Para nunca unirnos ya / O si amargo desaliento / Perturbare nuestro afán / Encendamos los recuerdos / Y volvamos a cantar / Por la Patria y en la Patria / con la luz del Monserrat.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Huella interna


(Publicado por el Suplemento Homenaje de La Voz del Interior, 30/7/129

Lunes 7:45 AM Saco de un tío, pupitre de madera y hierro forjado. Corbata con el nudo más grande de Córdoba y correcto peinado lamido de vaca.

Entra un señor y nos trata de señores. Miedo. Entra otro señor y dice “salvete alumni”. Casi al borde de hacernos pis, nos paramos y empieza la primer clase del primer día del Monserrat, un mundo misterioso de palmeras infinitas y adultez. Especialmente para un niño de 10 años.

Después de eso, todo es compañerismo y eminencias que, en sus clases, aportaban las bases  intelectuales para construir esas personas que empezaban a erigirse.

También había perversos y conservadores (adjetivos que normalmente cuajaban en la misma persona) pero, del Monse, lo que queda no es de los otros sino propio: la firme convicción que el conocimiento es libertad, el primer bien del todos y todas.

miércoles, 25 de julio de 2012

El octavo arte calienta la ciudad - Sobre la Semana Gourmet

(Publicado por la Voz del Interior el 20/7)

La incorporación de una política gastronómica al sector creativo como un baluarte cultural importante que hace foco en la identidad y diversidad de iniciativas culinarias de nuestra ciudad, no sólo habla de la preocupación por sus aspectos teóricos que ya hablan de la comida como el octavo arte, sino que también pretende impulsar una

larga cadena de desarrollo que termina en los platos ofrecidos a los comensales pero cada vez incorpora más eslabones. Hablamos, no sólo de cocinar y actividades directamente conexas, sino de creatividad, acciones artísticas, y una preocupación cada vez mayor por materiales propios cultivados y cuidados por manos locales.

Se ha dicho muchas veces que el hombre empezó a moverse, en el comienzo de los tiempos, con ánimo de probar otros alimentos en otros lugares, y es un hecho que hoy muchas personas eligen sus destinos de descanso teniendo en cuenta su oferta restoranera, por consiguiente la dimensión turística también es un capítulo significativo de este programa.

Pero tal vez lo más valioso de la Semana Gourmet tenga que ver con el intercambio entre referentes locales y visitantes, que nos habla de diversidad, o los programas de capacitación para todo este importante sector productivo. Como resultado más de 60 emprendedores gastronómicos participaron activamente en los debates del proyecto y ahora su concreción ofrece más de 150 platos nuevos que se suman a la prestigiosa carta cordobesa. También habrá que resaltar la noche de los restoranes que pretende replicar las experiencias exitosas de las noches de los museos, abarcarndo desde importantes mesones hasta pizzerías con ánimo de estimular nuestro amplio paladar, y el de los visitantes.

Ahora, los platos están servidos y los comensales tienen la palabra, pero deberán cuidarse de no opinar con la boca llena.-

lunes, 16 de julio de 2012

EL Riesgo y el Silencio

(Prólogo de la exposición Riesgo, Centro Cultural Cabildo, Ciudad de Córdoba)


En una columna de Javier Cercas se relata como Jorge Luis Borges, ya estando ciego, viajó a España en 1984. Un detalle curioso es que, en Sevilla, se reunió con Ítalo Calvino y su esposa Chichita. Esta última era muy social e inmediatamente entabló una conversación bastante prolongada con Borges, mientras que Calvino sostenía un contundente mutismo. Esto obligó a la señora de Calvino a advertir, en determinado momento, “Borges, Italo también está aquí”. Dice la columna que Borges, apoyado en el bastón, levantó el
mentón y dijo con suavidad “Lo he reconocido por el silencio”. Al leer estas reflexiones sobre el silencio unos vecinos entablan una fuerte discusión. La lectura se ve interrumpida por los agravios de rigor y remates
estandarizados del tipo “vos no sabés nada”, y algunos peores. Alguien no puede hablar, no puede comunicarse con otra persona y recurre a la violencia verbal, a los gritos y la descalificación.

La inauguración de esta segunda exposición del renovado Centro Cultural Cabildo supone un conjunto de señales hacia los artistas locales, verdaderos protagonistas del espacio y del proyecto de la Secretaría de Cultura, en tanto las obras elegidas dibujan una trayectoria que les expone en momentos distintos de su producción artística con toda la vulnerabilidad que supone su actividad creadora en un lugar fundamental de la ciudad. La apuesta de la institución y los realizadores pasa por las más potentes y tal vez no tan reconocidas piezas de los plásticos que conforman la producción cordobesa. 
Vale resaltar que este proyecto se inscribe en el marco de decenas de acciones en los CPCS, Centros Vecinales y Culturales de la ciudad, así como los programas Tu Barrio en Escena o Córdoba por Cordobeses que construyen una red de trabajo cultural gestionada por el personal municipal con formato descentralizado, público y participativo, y que se dispone constituye una parte medular del cumpleaños de la Ciudad.

Esta exposición también es riesgosa porque irrumpe en cierto silencio oficial sobre las obras como mojones en los itinerarios de creación, haciendo foco en los hacedores, lejos de otros aparatos de legitimación. Pero la exposición se suma sin estridencias ni sentencias, sino que apuesta por el poder ver, el poder escucharnos. Ya lo dijo Calvino “No es la voz que ordena la historia, es el oído”. Caminar por el Cabildo, por nuestra Cultura, con ánimo de reflexión, y con acciones concretas en los barrios, en las escuelas, en los Centros de
Participación Comunal o en los Centros Culturales, supone tener el oído atento y la voluntad abierta a la participación. Es la forma que propone esta exposición, y cada actividad de la Secretaría de cultura, para construir más espacios de reconocimiento y menos de gritos.

La cultura de Córdoba está creciendo con actividades, esfuerzo, y muchas personas que día a día asisten y participan de los proyectos. La Cultura se desarrolla, fundamentalmente con los que más se arriesgan, mientras que unos pocos seguirán dedicándose a vociferar.-

martes, 20 de marzo de 2012

Burbujas y binomios


[Texto de introducción a la exposición Ciudad Imaginaria, Cabildo Histórico, Córdoba]

Un padre se baña con su hijo pequeño. Juegan como dos niños en la igualdad que confiere el agua.
Hacen burbujas con el jabón e intentan pasárselas. La operación no es fácil pero después de varios resbaladizos forcejeos consiguen transferir esa utopía con mala prensa que son las burbujas. Hay algo integeneracional, pero sobre todo atemporal en las burbujas aunque se supone que vivir en una burbuja, o que hacer burbujas es indeseable.
Sin embargo, convengamos que nada se parece tanto a una ciudad como esas frágiles invenciones del hombre para construir mundos imposibles de formas inclusivas y envolventes, a través de las cuales reconocernos. Todos cabemos en una burbuja que es, para cada uno, un casa y una forma poética de ocupar el espacio común. Son espejos, ópticas fotográficas que reúnen un crisol de lecturas sobre nuestra urbe, sobre quienes somos y que hacen epicentro en el Cabildo, justamente el ámbito de convergencia e intepretación de la ciudad misma.
La exposición Ciudad Imaginaria es, sin dudas, animarse a soñar, construir, inventar un viaje, similar al que Ítalo Calvino nos sugiere en su libro Las Ciudades Invisibles, pero a través de nuestros artistas.
Fruto de la sinergía de empresas, instituciones culturales públicas y privadas y los agentes municipales, el Centro Cultural Cabildo reabre sus puertas a las exposiciones temporales con una muestra de artes visuales dedicada a repensarse. Comienza así otra andadura que le conecta con su historia y sus tiempos más activos. Al mismo tiempo vuelve a ser casi un croupier de indentidad e interpretación de la ciudad.
En estas primera muestra de su nueva época, como luego será en todas sus salas, podrá encontrarse las tensiones entre lo religioso y lo pagano; lo culto y lo polular; la docta y la revolución. Estos binomios, algo peligrosos, provienen de larga data pero continúan vigentes en nuestra cotidianidad y en las obras de estos más de 50 artistas que retratan, pintan, dibujan, plasman, buscan imágenes de estas tensiones en nuestras calles.

Un promesa, una utopía, una muestra
A su vez, la inauguración de esta exposición implica, hacer foco en impulsar políticas públicas culturales sostenibles y de calidad, que apunten a suscitar y regenerar espacios culturales accesibles, gratuitos y para todo público, propiciando la difusión de la producción local y jerarquizándola.
Es por ello, que el Dr. Ramón Javier Mestre, a través de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Córdoba ha diseñado una estructura que permite desarrolllar herramientas hacia el interior del municipio, como así también nuevos elementos que promueven el diálogo con las ciudad y sus emprendimientos
creativos.
Por último, y para no aburrir, hacia el final de su libro, Ítalo Calvino dice en una obra que el propio Intendente Mestre ha sido numerosas veces: “buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio”, esta frase, aunque algo osada para el prólogo de un funcionario público, no deja de poner en jaque las prácticas del arte contemporáneo y la muestra en sí misma; ya que nos habla de lo efímero del tiempo y de poder dejar en ese instante, a través del arte algo
que transforme la vida de los cordobeses, tal y como imaginamos.-

domingo, 11 de marzo de 2012

Neuronas agitadas


(Publicado por www.GestionCultural.org.ar )

“En el amplio panorama, la ciudad parece un gigantesco ser vivo. O el conjunto de una multitud de corpúsculos entrelazados. Innumerables vasos sanguíneos se extienden hasta el último rincón de ese cuerpo imposible de definir, transportan la sangre, renuevan sin descanso las células. Envían información nueva y retiran información vieja…” Haruki Murakami, en After Dark, describe los procesos que bombean vida dentro de las urbes sin aclarar que, necesariamente, ese metabolismo es cultural. Nos conectamos en un itinerario trazado por nuestro ánimo de alimentar nuestra identidad, de cambiar, de ser más. Somos neuronas desesperadas por hacer sinapsis exprensándonos y respondiendo a las convocatorias de otros pares.

Con la mirada general, no hay dudas que, además de las neuronas, están quienes analizan ese comportamiento y tratan de entender qué significado tiene el zumbido –para seguir citando a Murakami- que produce la ciudad. Y están quienes agitan a las neuronas. Son los hacedores culturales, los gestores y productores que día a día potencian la electricidad que mueve la máquina simbólica en las calles, en los postes y en las paredes. Son aquellos que consiguen que el público levante las manos cuando empieza la canción más conocida, los que infiltran lágrimas en un teatro repleto y los que iluminan los fines de semana con los focos de la imaginación.
Hacer y criticar, esas son las energías que subyacen y sostienen la tensión colectiva de una comunidad que verá muchos afiches pegados, muchos cuadros colgados y muchas canciones perderse en el extramuro de cada cabeza. Subir el volumen de nuestros mensajes, trasladar la pasión a cada espectador, a cada transeúnte, a cada visitante de un museo; es multiplicar los asistentes a un concierto, los espectadores de una obra de teatro, y para eso están los agitadores de neuronas, los gestores culturales, propiciando cambios, renovación, futuro y acción.-

jueves, 2 de febrero de 2012

Cortar yuyos, para poner en movimiento la creatividad

(Publicado por la Sección de Opinión de la Voz del Interior, el 02/02/12)


Si un árbol puede cubrir un bosque, que los yuyos no tapen la vida de una ciudad.
Los 60.000 asistentes de la Noche de los Museos realizada hace pocos días demuestran el interés de los ciudadanos por la actividad cultural de una ciudad que los recibe en centros culturales municipales obsoletos, sin infraestructura y sin herramientas mínimas para sostener los eventos socioculturales que los cordobeses nos merecemos. Hay que cambiarlo. Y desde el 10 de diciembre estamos trabajando desmesuradamente para eso.
La lista de aquello que se debe arreglar en toda la Municipalidad es tan engorrosa como esta columna, que es la enésima versión de sí misma. Pero de todo lo que el Municipio debe enderezar además de su educación, salud, transporte, su cultura, es la identidad y su futuro, y está en las prioridades del Intendente Mestre. Pocos ámbitos han sufrido un abandono tan acusiante como el cultural. Hemos visto como se desmoronaban sus museos y centros culturales, mientras los servidores públicos hicieron todo lo que se pudo hasta que, en algunos casos, abandonaron una quijotada insostenible.
Paradigmáticamente, mientras la Municipalidad se desentendía año tras año de su política cultural, el mundo entero apostaba cada vez más por el desarrollo cultural de sus pueblos. El gobierno provincial reparaba sus museos; al mismo tiempo que los institutos Nacional de Teatro y de Cine generaban fondos y exportaban talentos como consecuencia. Internet y los nuevos medios de comunicación hacían su propia revolución. Entretanto Córdoba, que es un concepto cultural fruto de la alquimia universitaria, su humeante humor, el temblor cuartetero y el aliento celestial de las campanas, veía las olas del Suquía horadando su cultura.



Cultura, espacio público y más calidad de vida para los ciudadanos
Con poquísimos recursos, pero un contundente respaldo político desde el primer momento, la Secretaría de Cultura de la Ciudad ha montado un centenar de actividades de muy variada índole. Éstas han demostrado en unas semanas que los cientos trabajadores de sus 17 áreas y el público sólo necesitaban una oportunidad para protagonizar procesos de encuentro.
El lanzamiento Cine con Estrellas que hará circular la premiada película De Caravana junto a una serie de cortos animados por barrios, Centros Municipales y CPCs es un buen ejemplo, en la medida que nos habla de una creatividad transformada en producción, en desarrollo económico y humano. Esta película exhibida en una plaza nos invita a vivir el espacio público, mientras propone una reflexión, desde su guión, sobre las asimetrías sociales de nuestra compleja identidad (que van desde el Museo Caraffa hasta el palpitante mundo del cuarteto). Por último, pero en primer lugar, vale decir que las proyecciones en los barrios junto a los realizadores, funcionan como onda expansiva en toda la ciudad.
Además de Cine con Estrellas, y de una verdadera avalancha de actividades de teatro aéreo, y conciertos de música “al paso” en plazas céntricas, la Secretaría de Cultura ya ha planificado jerarquizar su Feria del Libro para que la enorme convocatoria que le caracteriza tenga el correlato en calidad y prestigio de sus actividades. No hay que perder de vista que la industria editorial local aporta mucho valor simbólico -y del otro- a nuestra sociedad.
Por otro lado, el polo de artesanías en Güemes es una área cuyas condiciones de trabajo y exhibición deben ser dignas para erigirse entre los más grandes -sino el más significativo- paseo artesanal del país.
Al mismo tiempo, estamos trabajando en componer la situación de los cuerpos estables, para que músicos y coreutas vuelvan a reconstituir ese “nosotros” que escuchamos cuando estamos juntos, al celebrar la fiesta de la creación.



Vamos a ahorrar
El área de cultura impulsa un proyecto, sumando a las direcciones de Deportes y de Espacios Verdes para llevar más vida a los espacios verdes. Desde esta Comisión se propone promocionar actividades plurales y democráticas que empoderen a los ciudadanos. Así, juntos vamos a revertir los actuales procesos de degradación de plazas y parques. Ya se ha dicho: un peso invertido en cultura pública son tres ahorrados en seguridad para el futuro.
Con aportes del diseño, la comunicación y la tecnología, la cultura es uno de los sectores de la economía que más crece en todo el mundo, y nuestra ciudad -debido a su fisonomía turística educativa- es especialmente sensible a esta tendencia. Además del discurso desarrollista, subrayemos que lo que se potencia, en primera instancia, es el ejercicio de un conjunto de derechos humanos. Esos mismos derechos nos dicen quienes somos y quienes queremos ser. 
Ahora a participar.-


CINE CON ESTRELLAS- respaldado por LA VOZ DEL INTERIOR y Cadena 3-.Cine al aire libre por la ciudad. De jueves a domingo, con entrada libre y gratuita en CPCs y Centros Municipales. Programación en www.cordoba.gov.ar. Lanzamiento:Jueves 2 de febrero, 19.30hs. Plaza de la Intendencia- Caseros y Marcelo T. de Alvear-.“LA BANDA DE CARLITOS”, Proyección“DE CARAVANA” (AM13), con la presencia de actores y equipo técnico y “QUÉ LAS PARIÓ!” Importante: llevar reposera, banquito o manta para sentarse. Se suspende en caso de lluvia.